Policiales

Ameghino y 1º de Mayo

Tirotean dos casas cercanas de Tablada: en una dejan nota con firma de una banda

En apenas 24 horas se sucedieron dos balaceras contra viviendas ubicadas en Ameghino al 500 y al 400. En una de ellas, los tiratiros dejaron una carta con un claro ultimátum y una firma que incrimina a una conocida banda: “Andate de la casa o te hago matar. Los Funes”


Los hechos ocurrieron en jurisdicción de la comisaría 15ª.

Disparos que resuenan en la madrugada, motos que escapan a toda velocidad, notas amenazantes y puertas agujereadas. Son una postal diaria a lo largo de la ciudad. Barrio Tablada es un ejemplo: en apenas 24 horas se sucedieron dos balaceras contra viviendas ubicadas en Ameghino al 500 y al 400. En una de ellas, los tiratiros dejaron una carta con un claro ultimátum y una firma que incrimina a una conocida banda: “Andate de la casa o te hago matar. Los Funes”. En ninguno de los casos hubo heridos.

El caso de más trascendencia, por la cantidad de disparos y el hallazgo de la nota amenazante, ocurrió en la madrugada de este jueves en Ameghino al 400. Allí, la familia de Ruben P., un jubilado de 66 años, se despertó por una serie de detonaciones y ruido a chapa.

A lugar, a las 2.40, llegó el Comando Radioeléctrico, que junto con el dueño de casa constataron unas siete perforaciones sobre la puerta de ingreso y otras tres en una entrada lateral, confiaron fuentes judiciales. Pero el detalle de un escrito con un imperativo que reza “Andate de la casa o te hacemos matar. Los Funes” sembró temor y desconcierto. Los hermanos Alan y Lautaro “Lamparita” Funes, célebres en la crónica policial de Tablada, están presos en la Unidad Penal de Piñero y no son pocas las investigaciones que sostienen que ambos imparten órdenes desde su celda. Sin embargo, el hecho de que la nota lleve una firma autoincriminante despertó suspicacias en los investigadores.

“Yo no tengo nada con nadie, no tengo problemas con vecinos. No conozco a los Funes, soy jubilado”, dijo a Canal 3 Rubén, el dueño de casa.

La noche anterior, a unos cien metros de esa vivienda, en Ameghino al 500, otra puerta recibió dos impactos, según confiaron fuentes policiales. Era la una de la mañana cuando el dueño de casa, de 29 años, se sobresaltó por los disparos. Al salir, vio perderse por el oeste a dos pibes en moto, contó a la Policía. Los efectivos recogieron en el lugar dos vainas servidas que coinciden con los impactos en la puerta.

Desde el Ministerio Público de la Acusación consignaron que ambos hechos son investigados por la unidad de Flagrancia en turno.

Comentarios