Región

Justicia por Rubén

Timbúes marchó por caso de joven atropellado y abandonado

Rubén Franco tenía 24 años y trabajaba como repartidor de comida del Club Timbuense. La noche del sábado 10 de noviembre, bajo la lluvia, circulaba con su motocicleta por Ruta 11 y calle 16 de Julio cuando perdió la vida, luego de que un vehículo lo embistiera y su conductor se diera a la fuga


Rubén Franco tenía 24 años y trabajaba como repartidor de comida del Club Timbuense. La noche del pasado sábado 10 de noviembre, bajo la lluvia, circulaba con su motocicleta por Ruta 11 y calle 16 de Julio cuando perdió la vida, luego de que un vehículo lo embistiera y su conductor se diera a la fuga. Ayer, familiares, amigos, vecinos y hasta funcionarios comunales de la localidad de Timbúes participaron de una multitudinaria marcha que comenzó en la plaza Nuestra Señora del Carmen y finalizó en el lugar del accidente. Allí se identificó el lugar con la estrella amarilla, el nombre de la víctima y la fecha del luctuoso episodio. Hasta el presidente comunal Amaro González se comprometió a peticionar en Fiscalía que se agilice la investigación de la causa.

“Todo el pueblo se juntó con nosotros para pedir justicia y para que el caso no quede impune”, expresó Andrea, la tía de Rubén, al día siguiente de la manifestación en Timbúes. La familiar de la víctima lamentó que no haya habido avances en la investigación. “No tenemos ninguna información y la causa está parada. Estamos como al principio. Lo único que tenemos claro es que se dio a la fuga. Lo pisó y lo dejó tirado”, manifestó.

En la intersección de Ruta 11 y calle 16 de Julio no hay cámaras de seguridad y tampoco habría testigos de lo ocurrido. “Hubo una familia que sintió el impacto, pero cuando sus integrantes salieron a la calle no pudieron ver nada”, expresó Andrea.

La familia de Rubén confía que pueda conocerse la mecánica del accidente y el tipo del vehículo implicado a partir del informe que arroje la pericia sobre motocicleta del delivery. Inclusive un radar ubicado sobre la Ruta 11 podría aportar algunos avances en la identificación del conductor. “Si el vehículo pasó por ese lugar a una velocidad que supera la permitida, tiene que haber registro”, señaló Andrea.

Desde el círculo íntimo de Rubén piden ayuda a la población. “En algún lavadero o taller debe estar el auto que lo embistió. Si sos padre, si sos madre, no te quedés callado. Hoy le tocó a Rubén, mañana puede ser otro chico. Alguien tiene que haber visto algo, en algún lugar tiene que estar ese vehículo. No se lo puede haber tragado la tierra”.

Asimismo, desde Fiscalía también solicitaron colaboración para poder reconstruir lo sucedido aquel sábado 10 de noviembre. Quienes puedan aportar información, deberán dirigirse a la sede San Lorenzo, ubicada en Sargento Cabral 821. O bien comunicarse al 03476-435484 ó 03476–15352431, donde se brindarán el trato y las reservas del caso.

“Era un nene bueno, humilde, educado. Con valores que hoy poco se conocen. No porque ya no esté más con nosotros. Él supo cultivar la amistad. Vos lo conocías cinco minutos y ya lo adorabas. Era un chico bueno, sano. No es justo lo que le pasó”, indicó la tía de Rubén.

En la marcha del lunes, el presidente comunal de Timbúes, Amaro González, se comprometió a entrevistarse de manera personal con el fiscal Juan Carlos Ledesma. Además, prevén organizar nuevas movilizaciones en los próximos días.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios