Edición Impresa, Mundo, Últimas

Tiene más pobres el mundo

Por el aumento del precio de los alimentos hay 44 millones de personas más sumidas en la indigencia según un informe del Banco Mundial dado a tres días de la reunión de ministros de finanzas del G-20.

El aumento de los precios de los alimentos hizo caer, entre junio y diciembre del año pasado, a 44 millones de personas bajo el umbral de la extrema pobreza, anunció ayer el Banco Mundial (BM).

Los costos de los alimentos continúan aumentando a los niveles de 2008, cuando los picos que alcanzaron los precios de la comida y el petróleo causaron estragos entre los pobres, señaló el BM, al hacer notar que divulga estas cifras de cara a la cumbre de ministros de Finanzas del G-20 esta semana.

“Los precios mundiales de los alimentos están elevándose a niveles peligrosos y amenazan a decenas de millones de pobres en todo el mundo”, dijo el presidente del BM, Robert Zoellick, en un comunicado.

“El aumento de los precios ya está enviando a millones a la pobreza y tiene particular impacto entre los más vulnerables, que gastan más de la mitad de sus ingresos en comida”, sostuvo.

El viernes se iniciará en París la cumbre de dos días de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20.

Según la última edición del organismo de vigilancia de precios de los alimentos del Banco Mundial, Food Price Watch, los precios aumentaron 15 por ciento entre octubre de 2010 y enero de 2011. 

El banco indicó que esto llevó a un consiguiente aumento en la cantidad de personas que viven en la extrema pobreza, al forzar a los más pobres a alimentarse menos, a menudo con comida poco nutritiva, lo que deriva en un alza en la tasa de desnutrición.

El umbral de extrema pobreza se define por gastos de 1,25 dólar por día y por persona.

El BM indicó que los precios de los alimentos aumentaron 29 por ciento respecto a un año atrás y están a sólo 3 puntos porcentuales por debajo de los récords de 2008.

En un informe de diciembre de 2008, economistas del banco habían estimado que 105 millones de personas se sumieron en la extrema pobreza, que en aquel momento estaba fijada por gastos de un dólar por día por persona.

El BM indicó que esta vez no cayeron más personas en la extrema pobreza gracias a dos factores clave: las buenas cosechas en la mayoría de los países africanos y un aumento moderado del precio del arroz en particular.

El banco también indicó que su programa de respuesta a crisis alimentarias mundiales está colaborando con 1.500 millones de dólares para unas 40 millones de personas que necesitan ayuda.

Comentarios