País, Sociedad

El mundo perdido

Tesoros en la Patagonia: fósiles de un gigante en Neuquén, huellas de un raptor en Río Negro

Científicos del Museo Ernesto Bachmann recuperaron restos de un saurópodo gitante cerca de El Chocón, y la Prefectura Naval protagonizó un hallazgo increíble en un patrullaje: pisadas grabadas de un terópodo carnívoro en una formación que da al lago Ezequiel Ramos Mexía


Foto: Télam.

Restos fósiles de un dinosaurio con una antigüedad de entre 95 y 99 millones de años, hallado en el mes de julio pasado en cercanías de Villa El Chocón, fueron rescatados por un equipo de trabajo encabezado por el paleontólogo e investigador del Conicet, Juan Ignacio Canale, informó el municipio de esa localidad neuquina.

Las tareas de extracción realizadas a la vera de la ruta nacional 237, a la altura del acceso a El Chocón, demandaron 40 días de trabajo para lograr rescatar parte del esqueleto de un dinosaurio herbívoro saurópodo del grupo de los titanosaurios.

También se encontraron las extremidades posteriores, parte de la cadera, siete vértebras de la espalda y parte de un brazo que ahora están a resguardo en el Museo Municipal Paleontológico, Arqueológico e Histórico “Ernesto Bachman” de El Chocón.

Participaron en el equipo de rescate integrantes del laboratorio del Museo Ernesto Bachmann, la Dirección de Turismo de la Municipalidad local, la Gendarmería Nacional, la Policía de la Provincia de Neuquén y la comunidad.

El paleontólogo Juan Ignacio Canale, informó que “alrededor de los huesos se encontraron varios dientes aislados de dinosaurios carnívoros, probablemente perdidos, mientras se estaban alimentando del mismo”.

Anticipó que “la cantidad y preservación de los huesos en estudio brindará mucha información novedosa”.

Los fósiles aparecieron a nivel de la roca de la Formación Candeleros, de una antigüedad aproximada de 96 a 99 millones de años, entre los que se destaca el giganotosaurus carolinii, hallado en 1993.

Algunos de los saurópodos titanosaurios más grandes registrados en la historia son los Argentinosaurus y Patagotitan que son grandes herbívoros cuadrúpedos, de cuello y cola muy largos y cabeza pequeña.

Foto: Télam.

 

Sorpresa grabada en piedra

Aparte del hallazgo de los restos fósiles en Neuquén, la Prefectura Naval Argentina notificó una sorpresa: huellas prehistóricas de un dinosaurio bípedo. Un efectivo de la fuerza federal divisó las marcas mientras realizaban un patrullaje por el lago Ezequiel Ramos Mexía, en la provincia de Río Negro.

El personal uniformado divisó trece pisadas sobre un terreno rocoso y algunos bloques caídos del mismo, ubicado a unos cuatro kilómetros de la zona conocida como “Los Gigantes”, en la costa rionegrina.

“Presumiendo que se trataba de un descubrimiento paleontológico de gran interés científico, y para preservar el patrimonio, la Prefectura se comunicó con el laboratorio paleontológico” del Museo Ernesto Bachmann.

Al analizar las imágenes tomadas por la fuerza, se indicó que puede tratarse de un nuevo hallazgo de huellas tridáctilas, originadas por un dinosaurio bípedo de tamaño mediano-grande.

También se reportó que los efectivos se pusieron en contacto con la Universidad Nacional de Río Negro, desde donde se informó que se trata de impresiones de entre 30 y 50 centímetros, de tres dedos, alargadas y con terminación puntiaguda, lo que sugiere que pertenecerían a un dinosaurio terópodo, de entre 1,20 y 1,50 metro de altura a la cintura, carnívoro y con garras.

Los niveles portadores de roca donde se produjo el hallazgo pertenecen a la Formación Candeleros, una unidad geológica con una antigüedad aproximada de 100 millones de años y sumamente rica en huellas de dinosaurios y otros vertebrados mesozoicos.

Foto: Télam.

Comentarios