Economía, Gremiales

Conflicto en el norte provincial

Tercer día seguido de protestas de los trabajadores de Algodonera Avellaneda por reclamo salarial

Están en huelga hace más de dos meses pidiendo un aumento salarial y quieren que la empresa se siente a negociar en las audiencias convocadas por el Ministerio de Trabajo. Este miércoles bloquearon la planta aceitera de Vicentin en Avellaneda y la planta de Buyanor, también del Grupo Vicentin.


Los trabajadores de la Algodonera Avellaneda, una empresa del Grupo Vicentin, realizaron este miércoles la tercera jornada consecutiva de protestas en reclamo de un aumento salarial. El conflicto viene de larga data, ya que los operarios se encuentran en huelga desde hace más de 70 días.

Las manifestaciones de este miércoles fueron ante la sede de la planta aceitera de Vicentin en Avellaneda y además hubo una segunda protesta frente a la planta de Buyanor Avellaneda, también del Grupo Vicentin.

Los obreros reclaman que la empresa se comprometa a comparecer y abrir una “negociación real” en una nueva audiencia en Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe para resolver el conflicto. Hasta ahora, los directivos de la algodonera faltaron a todas las audiencias convocadas por las autoridades provinciales.

“Los trabajadores se encuentran sosteniendo una larga huelga de más de 70 días reclamando aumento salarial”, dijeron Sonia Zanel y Cristian Machuca, delegados de los trabajadores de Algodonera Avellaneda e integrantes del Sindicato de Aceiteros y Desmotadores del Algodón de Reconquista.

Algodonera Avellaneda emplea en forma directa a 450 personas, cuya mayoría está en huelga. La empresa está paralizada desde el 20 de marzo, primero por la pandemia y luego por la huelga de los trabajadores.

 

Respuesta de la empresa

En medio de las protestas, la Algodonera Avellaneda salió a denunciar a sus propios trabajadores por “conducta prepotente y extorsiva” y además al gobierno provincial por “inacción y complicidad de las fuerzas de seguridad y del Ejecutivo con intencionalidad política”.

El comunicado habla de “un nuevo acto intimidatorio, ilegal y violento” por parte de los operarios que llevan adelante las medidas de fuerza que mantienen bloqueada la actividad de la planta algodonera ubicada en el Parque Industrial de Reconquista.

“Han extendido su accionar coercitivo bloqueando en el día de la fecha (miércoles) los accesos a las plantas de bioetanol y alimento balanceado que la empresa Vicentin SAIC posee en la localidad de Avellaneda. Este bloqueo está impidiendo el ingreso de materia prima y la salida de productos elaborados de una empresa que nada tiene que ver con el conflicto original, ni con los supuestos reclamos planteados”, sostuvieron desde la empresa.

“Esta actitud pone de manifiesto la intencionalidad política de sus actos, este grupo liderado por miembros del Sindicato Aceitero e integrado en su gran mayoría por activistas ajenos a la actividad productiva de nuestras plantas, ha persistido durante más de dos meses en su conducta prepotente y extorsiva, ignorando los derechos y los acuerdos sindicales vigentes, desconociendo y atacando la legítima representatividad de los trabajadores por parte de la Asociación Obrera Textil de la República Argentina y del Sindicato de Empleados Textiles de la República Argentina”, agrega el comunicado.

Además, la empresa cargó directamente contra el gobierno provincial: “Este accionar ha sido posible al amparo de la inacción y la complicidad de ciertos sectores de las fuerzas de seguridad y del Poder Ejecutivo provincial que han ignorado la disposición del juez que interviene en la causa, incumpliendo la orden judicial de permitir el acceso de los trabajadores a sus puestos de trabajo y tolerando que sean agredidos, amenazados y coercionados impunemente”.

“Confiamos que estas actitudes extorsivas cesen o los organismos de seguridad competentes cumplan con los mandatos judiciales correspondientes y permitan reestablecer el normal funcionamiento de nuestra planta productiva y de todas aquellas instalaciones industriales de Reconquista y Avellaneda ajenas al conflicto, que también se han visto recurrentemente afectadas a lo largo de este bloqueo”, concluyeron desde la empresa controlada por Vicentin.

Comentarios