Edición Impresa, El Hincha

Rosario Central

Con la pólvora mojada: Teo en su laberinto

Lleva 7 partidos en el Canalla y todavía no pudo convertir. Además, perdió su lugar en el once titular de Coudet.


No encuentra su lugar. Desde que debutó en Central el pasado 27 de agosto ante Defensa y Justicia, Teófilo Gutiérrez no consiguió demostrar a pleno su jerarquía. Esa que le permitió pasar por clubes importantes de distintas ligas del mundo y ser citado asiduamente para formar parte de la selección colombiana.

En poco más de dos meses que lleva en Arroyito, Teo jugó 7 partidos con la casaca canalla. Y no sólo no pudo marcar goles. Su calidad y capacidad apareció apenas a cuentagotas. Demasiado poco para sostener su lugar entre los once.

Sí, la realidad marca hoy que el refuerzo rutilante del último mercado de pases del fútbol argentino es suplente. Teo Gutiérrez, la inversión más importante de los auriazules para potenciar el equipo, todavía no funciona. No encaja con el resto de los engranajes.

Y como no podía dejar de suceder en el Mundo Central, desde hace varios días circulan cientos de teorías que intentan “colaborar” en la búsqueda de los motivos para entender el mal momento que atraviesa Gutiérrez. Desde un supuesto bulling (“Los compañeros no lo quieren”, “no le dan pases”), pasando por una hipotética “etapa de adaptación”, hasta una “incompatibilidad” para hacer dupla con Marco Ruben; la opinión pública futbolera emite a diario las posibles causas para justificar el improductivo presente de Teo.

En este escenario, flota la sensación de que el colombiano sólo podrá modificar esta realidad a fuerza de goles. La calidad del jugador está fuera de discusión, y posibilidades para modificar la historia no le van a faltar. Sólo resta saber si tendrá la capacidad para aprovecharlas.

Números que preocupan

El bajo nivel futbolístico de Teo está claramente reflejado en los números. Y no sólo por el hecho de acumular partidos y minutos sin convertir. Hay otras estadísticas relevantes.

Una de ellas es la capacidad goleadora que ha mostrado el equipo de Coudet con el colombiano en cancha, y sin él. De los 13 cotejos jugados en esta segunda mitad del año por el Canalla, Gutiérrez participó en 7, y el elenco de Arroyito consiguió 10 puntos sobre 21 en juego (2 triunfos, 4 empates y 1 derrota). Y cuando Teo no estuvo, en los 6 cotejos restantes, los auriazules cosecharon la misma cantidad de unidades (10) aunque sobre 18 posibles (3 ganados, 1 empate y 2 caídas). Pero la diferencia más llamativa comparando los partidos en que jugó el colombiano, y los que no estuvo, se dio en los goles convertidos. Con el cafetero en la delantera, Central marcó 5 goles en 7 encuentros. Sin Gutiérrez, fueron 12 en 6 cotejos. Sí, más del doble de tantos, en un partido menos jugado.

El futuro depende de la Copa

“Sería un orgullo regresar a Sporting Lisboa”. La frase la entregó hace unos días el representante del colombiano, Alberto Fochi Moreno, a un medio gráfico portugués. Los dichos del abogado, sumado al pobre presente futbolístico de Gutiérrez, generaron dudas sobre su futuro en Central, donde tiene contrato a préstamo hasta mediados del año que viene.

Sin embargo, desde la dirigencia del club luso, dueño del pase de Teo, aseguran que no hay intención, ni gestión alguna, por repatriarlo en forma anticipada. Y, en este sentido, hay un dato clave: los auriazules ya pagaron y documentaron el préstamo del delantero y el año de contrato.

De todos modos, hay una realidad a la que Central no puede escapar. Si el equipo del Chacho no consigue el pasaporte para jugar la próxima edición de la Copa Libertadores, la dirigencia se plantea una reducción de plantel. Y teniendo en cuenta que el de Teo es el salario más alto de los profesionales, seguramente se escucharán ofertas por el colombiano para tratar de anticipar su salida, que está prevista según el vínculo firmado por las partes para el 30 de junio.

En caso contrario, si el Canalla consigue su boleto para la próxima Libertadores, la intención de la directiva será la de mantener y, dentro de lo posible, reforzar el actual plantel.

Cinco juveniles canallas de selección

Mientras el primer equipo de Central se prepara para visitar el próximo domingo a Boca por la décima fecha del torneo local, siguen llegando buenas noticias ligadas a las divisiones inferiores del Canalla.

Durante esta semana, cinco futbolistas juveniles de Central trabajarán en distintos preseleccionados nacionales. Son los casos de Joaquín Pereyra, Emanuel Ojeda, ambos en el seleccionado nacional Sub 20; y Mauricio Maslovski, Joan Mazzaco y el chileno Tomás Espinoza Estay, los tres en el elemco argentino Sub 17.

Ojeda, correntino de 19 años, y Pereyra, paranaense de 19, son volantes centrales y ambos debutaron en primera durante la presente temporada. Los dos mediocampistas trabajan a las órdenes de Claudio Úbeda, DT del Sub 20, que prepara a la selección para jugar el Sudamericano de Ecuador. Ese campeonato, que se disputará entre los primeros días de enero y febrero del año próximo, otorgará 4 plazas para la Copa del Mundo Sub 20 de 2017, que se jugará a partir del mes junio en Corea del Sur.

p15f2-sc

Maslovski, por su parte, es arquero, tiene 16 años y nació en la localidad misionera de San Ignacio. Mientras que Mazzaco, también de 16 años, es oriundo de la localidad santafesina de Díaz y se desempeña como lateral izquierdo.

Maslovski y Mazzaco entrenan a las órdenes de Miguel Micó con la pre selección Sub 17, que se prepara para jugar el Sudamericano de la categoría en Chile, durante marzo próximo. El certamen otorgará 4 plazas para la Copa del Mundo Sub 17 de 2017, que se jugará en el mes de octubre en India.

El otro integrante de un seleccionado Sub 17 es el chileno Espinoza Estay (nacido en Quilpué, Valparaíso), que es volante ofensivo, también tiene 16 años, y entrena con la selección de su país.

Confirmación

La organización de la Copa Argentina confirmó ayer que la semifinal que protagonizarán Central y Belgrano se disputará el próximo miércoles 30 de noviembre en el estadio Municipal de Formosa desde las 21.10.

Además, los organizadores anunciaron la fecha de la final de la Copa, programada para el miércoles 14 de diciembre. Aunque todavía resta decidir la sede.

En otro orden, los auriazules comenzaron ayer, por la mañana en Arroyo Seco, la semana de trabajo de cara al partido del domingo ante Boca en La Bombonera.

Comentarios