Ciudad, Edición Impresa

Problema sin fin

Tensión y golpes en la Dirección de la Niñez

Un adolescente de 16 años fue a pedir plata y recibió palos. Hay dos versiones sobre el hecho.


Una nueva situación de violencia se denunció ayer en la delegación local de la Dirección Provincial de la Niñez, ubicada en la cortada Ricardone 1345. Allí, un adolescente de 16 años intentó acceder a un sector de la repartición para hablar con el personal a cargo, lo cual fue impedido por personal policial que trabaja en el edificio a los golpes, según denunció la dirigente del Movimiento Evita Alejandra Fedele. Pero la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia, Andrea Travaíni, quien asumió pocos días atrás en el cargo, exculpó por la situación a la fuerza de seguridad y explicó que el problema se originó cuando el adolescente pidió plata. “Entró a la dirección pidiendo un dinero pero ese dinero no estaba porque hubo una decisión desde la Dirección de no entregar plata a los chicos. Se puso nervioso y hubo una situación con una mujer de la Policía Comunitaria, que terminó con un traumatismo en la cabeza, el chico recibió un golpe, lo atendió el Sies y no tuvo que ser hospitalizado porque está en buen estado de salud”, relató Travaíni.

“Yo no tengo problema de hablar de este hecho puntual”, marcó la funcionaria. “Pero me gustaría hablar también de lo que viene pasando en estos 15 días. Desde que asumimos con la nueva directora nos encontramos con una situación muy compleja que atraviesan estos jóvenes que se acercan a la Dirección. Se vienen haciendo intervenciones desde hace años para ayudar a estos pibes, pero no han dado siempre el resultado esperado. Son chicos que viven una realidad muy compleja, que tienen problemas de consumo o de salud”, agregó Travaíni.

La funcionaria puntualizó que entre las decisiones que se tomaron en su gestión, que lleva dos semanas, es que los chicos que son atendidos por el área no tengan que pasar por la oficina. “No tienen que buscar dinero, van al comedor de La Toma”, remarcó. “Son prácticas de las que tenemos que salir de a poco y estamos en el camino correcto”, defendió después Travaíni.

Cuando asumió la funcionaria, el área de Niñez estaba prácticamente en parálisis permanente y con sus trabajadores en paro por tiempo indeterminado. El conflicto se mantiene latente, pero los trabajadores levantaron medidas para abrir paso a la nueva gestión.

En ese marco, aparecieron los primeros cuestionamientos para la nueva conducción del área. “Los chicos no tienen actividades para realizar. Le entregan un vale para que vayan a comer y no hacen otra cosa. No están escolarizados y continuamente cambian de directores. Los chicos tienen que ser escuchados”, marcó el paso Fedele.

En esa línea, la dirigente del Evita censuró en forma áspera lo ocurrido en la repartición. Según contó, en la mañana de ayer Rodrigo, de 16 años, subió la escalera de acceso a la Dirección de la Niñez y entró a una de las oficinas para hablar con el equipo interdisciplinario que lo asiste. “Rodrigo está con una medida excepcional. Entró para hablar con su equipo interdisciplinario y no lo dejaron ingresar. Se armó un tremendo despliegue policial, le pegaron en la cabeza y también con las esposas. Lo querían llevar detenido porque aparentemente le había pegado a una mujer policía. Los médicos lo curaron y se lo llevó su acompañante personalizado”, detalló Fedele.

Según especificó, el adolescente vive en un hotel, tiene un acompañante que lo conoce y contiene. “En lugar de violentarlo, la Policía tendría que haberlo reducido”, concluyó Fedele.

Comentarios