Policiales

Villa Gobernador Gálvez

Tenía tobillera, peleó en la puerta de su casa y lo mataron a tiros

La víctima contaba con prisión domiciliaria y fue atacada a disparos tras discutir con tres hermanos cerca de la puerta de su casa, ubicada en el Fonavi Guereño. Un joven terminó internado en el Heca y con custodia policial mientras que sus dos hermanos están prófugos.


Un muchacho de 27 años que contaba con una prisión domiciliaria y con tobillera electrónica fue asesinado a balazos en el tórax este sábado tras discutir con tres hermanos en el histórico Fonavi villagalvense Guereño, de Mármol y Marino Bruno. Tras el ataque, uno de los sospechosos quedó internado en el Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (Heca) por traumatismos y con custodia del personal de seccional 29ª con jurisdicción en la zona.

Según fuentes judiciales y policiales, testigos contaron que este sábado por la mañana tres hermanos se presentaron en la puerta de la casa de la víctima, identificada como Enrique Alberto “Chicho” Candia, de 27 años, amenazaron de muerte a toda su familia y cuando quisieron disparar el arma no les funcionó. Pasaron las horas y alrededor de las 17, los hermanos, quienes viven en el mismo Fonavi, regresaron y comenzaron a discutir con Chicho, en Mármol y Vuelta de Obligado. Entre corridas, gritos y escenas de pugilismo, la gresca siguió hasta la cuadra de Mármol y Marino Bruno donde uno de los contrincantes de Chicho sacó un arma y abrieron fuego, para luego desaparecer del lugar. El muchacho se desplomó tras recibir dos disparos: uno en  el tórax y el otro en el brazo  derecho.  Al lugar llegó personal de Comando Radioeléctrico y lo trasladó al Hospital Juan Anselmo Gamen. En la guardia informaron que la víctima había arribado sin vida.

Por su parte, desde el destacamento del Heca informaron que casi a la misma hora que los uniformados se enteraron del ataque ingresó un joven, identificado como Abel L., de 24 años, con traumatismos desde la misma zona de Villa Gobernador Gálvez. El herido quedó internado en el Hospital de Emergencias y fue sindicado por testigos como uno de los hermanos que atacaron a Chicho por lo que cuenta con custodia policial.

La fiscal de la Unidad de Homicidio, Marisol Fabbro quedó a cargo de la pesquisa y ordenó la intervención del Gabinete Criminalístico y de la División de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) para el relevamiento de cámaras, toma de testimonios y levantamiento de rastros.

En la zona, los pesquisas recolectaron múltiples vainas servidas calibre 9 milímetros y de entre las ropas de la víctima secuestraron proyectiles, describieron los voceros de Fiscalía para agregar que hay medidas para dar con las otras dos personas sindicadas como los autores del homicidio y reservaron la motivación del hecho.

Versiones sobre la motivación

A pesar de que los voceros judiciales no informaron sobre la causa por la que la víctima estaba con prisión domiciliaria y llevaba la tobillera, algunas versiones indicaron que era por una causa de violencia de género de 2016 cuando su ex lo denunció por llevarse a los hijos en común.

A su vez, sobre la motivación del crimen de Chicho algunos trascendidos la vinculaban por su relación con el Clan Bassi y los pesquisas recordaron que cuatro años atrás cuando estuvo investigado por el asesinato de Aldo Acosta, de 58 años, ocurrido el 19 de noviembre de 2014 cuando le dispararon seis veces en la puerta de su casa.

Por el ataque también resultó herido el menor de sus hijos, quien se salvó de milagro. En febrero de 2017, Claudio “Polo” y Osvaldo “Popito” Zalazar fueron condenados a 12 años de prisión como autores del asesinato de Aldo. En ese tiempo, los hermanos Zalazar fueron sindicados por los pesquisas como lugartenientes de  Luis “Pollo” Bassi.

Al principio de la causa a cargo del fiscal Adrián Spelta, Chicho quedó sospechado como partícipe de este asesinato, aunque después recibió la falta de mérito. La primera en nombrar a este joven fue Norma Acosta, hija de Aldo, quien dijo que fue él quien hizo salir de la casa a su padre para que lo acribillaran a tiros. Y volvió a señalar como antes a la familia Bassi como la instigadora de este crimen y del incendio en la cárcel que terminó con la vida de su pareja, Miguel “Japo” Saboldi.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios