Ciudad

MUERTE DE LUCAS LIVERATORE

“Consumió éxtasis pero no compró la sustancia en la fiesta”, dijo el fiscal nicoleño

El joven de San Nicolás falleció de un paro cardiorespiratorio y según versiones recogidas por la Fiscalía, habría consumió éxtasis. Esperan pericias toxicológicas para determinarlo.


El fiscal de San Nicolás Patricio Mujica Díaz brindó detalles, en rueda de prensa, sobre la investigación que se lleva adelante por la muerte de Lucas Guillermo Liveratore, el joven nicoleño que murió el 1º en su domicilio, a las pocas horas de regresar de la fiesta electrónica realizada en Punta Stage, de Arroyo Seco. “Tenemos conocimiento de que Lucas consumió éxtasis, pero que no compró la sustancia en la fiesta”, dijo el fiscal.

Según relató Mujica Díaz, “la Fiscalía de San Nicolás tomó conocimiento del deceso a las 22.30 del domingo como consecuencia de que durante todo el día no había habido noticias de él, que había estado con su familia la noche anterior festejando el Año Nuevo”.

Al no saber nada de él, familiares que viven lindantes a su domicilio decidieron ingresar y lo encontraron si vida.

“En ese momento, nos constituimos en el lugar con personal de la Policía bonaerense y lo primero que pudimos descartar fue una muerte traumática, es decir, provocada por algún tipo de contusión, disparos o heridas”, relató Mujica Díaz.

Tras las primeras pericias, la Fiscalía continuó con la investigación indagando en cómo fueron las últimas horas de Lucas después del 31 de diciembre.

“Inmediatamente ordené la autopsia que se llevó a cabo este martes alrededor de las 10. Aún no tenemos confirmada la hora del deceso, pero creemos que ocurrió entre las dos y tres horas de llegar a su domicilio”.

Mujica Díaz señaló: “Lo que hay verificado hasta el momento es que Lucas Liveratore concurrió junto a otros amigos a la fiesta realizada en Arroyo Seco. También tenemos acreditado que la fiesta fue caótica, que al llover en la madrugada hizo que los concurrentes se hacinaran, el calor fue sofocante y efectivamente Lucas consumió éxtasis y regresó a San Nicolás con sus amigos, que lo dejaron en su casa porque estaba aparentemente bien”.

El dato que tiene la Fiscalía de San Nicolás es que Lucas no compró la sustancia en la fiesta, pero Mujica Díaz no descartó que en el lugar se hubieran vendido pastillas. “Justamente, en la ciudad tenemos investigaciones sobre este tipo de fiestas y sabemos que hay personas que aprovechan la oportunidad para comercializar droga”.

Los datos que arrojó la autopsia

Según explicó el fiscal, la muerte de Lucas fue como consecuencia de una falla de la bomba cardíaca que derivó en un paro cardiorespiratorio. No obstante, señaló que “se extrajeron muestras de orina, de bilis, de sangre, como también parte de las vísceras y del corazón para así llevar cabo la pericia toxicológica para determinar si consumió alcohol o alguna sustancia tóxica”.

Durante la autopsia se pudo advertir un edema cerebral que podría ser consecuencia de la insuficiencia cardíaca.

Una fiesta electrónica sin control terminó con dos vidas

 

Comentarios