Edición Impresa, País

Temporal sobre medio país

Además de Rosario y Capital, la tormenta de ayer causó cortes de ruta y de energía en Córdoba, daños en viviendas de Catamarca y la caída de una antena de 150 metros en la localidad bonaerense de Avellaneda

Tormenta capital. En Buenos Aires cayeron árboles sobre autos y hubo siete choques.
Tormenta capital. En Buenos Aires cayeron árboles sobre autos y hubo siete choques.

El temporal que provocó anegamientos en Rosario y Buenos Aires arreció con fuerza también en Córdoba, donde unas 300 personas fueron evacuadas en barrios periféricos de la capital, se produjeron cortes en el servicio eléctrico en localidades serranas y se interrumpió el tránsito sobre la ruta 9 y en un tramo de la autopista Rosario-Córdoba, que a la altura de la ciudad de Villa María había quedado transformada en “una laguna”, según la Policía Caminera. En tanto, en Catamarca también cobró furia y dejó a varias áreas de la provincia bajo viento, lluvia y granizo, provocando cortes de luz y agua, destrucción de sembradíos y árboles caídos. Y en la localidad bonaerense de Avellaneda, la fuerza del viento literalmente derribó una antena de 150 metros de una radio FM, que acabó siendo un revoltijo de hierros retorcidos sobre al menos cinco propiedades que quedaron dañadas, entre ellas un galpón, sin que por fortuna se registraran heridos.

Sin radio. En Avellaneda una antena de 150 metros se desplomó sobre varias casas.
Sin radio. En Avellaneda una antena de 150 metros se desplomó sobre varias casas.

La antena aplastó terrazas y provocó serios daños en las viviendas linderas en momentos en que un temporal de lluvia y granizo se abatía sobre el sur y el norte del conurbano bonaerense.
Apenas un tramo de la base de la antena quedó fijada al piso mediante tensores, en tanto el resto de la estructura quedó retorcida como un tirabuzón.
La estructura cedió durante el diluvio, y ayer personal de Defensa Civil y de Bomberos trabajaba en la remoción de los hierros retorcidos que se desparramaron además sobre un terraplén del ferrocarril.
En tanto, el intenso temporal afectó gran parte de la provincia de Córdoba. En las Sierras Chicas, por caso, la lluvia caída superó los 14 milímetros, una marca inusual que inmediatamente generó la crecida de arroyos y ríos, precisaron fuentes de Defensa Civil.
La tormenta también afectó localidades como Villa Yacanto, Mendiolaza, Jesús María, Río Ceballos, Santa Rosa de Calamuchita, Villa Allende, Ascochinga, Montecristo y Unquillo, entre otros distritos que sufrieron la interrupción de los servicios de electricidad y comunicaciones.
 Además, la ruta 9 se encontraba cortada entre las localidades de Oncativo y Laguna Larga, y la autopista entre James Craick y la ruta provincial 13, ya que la cantidad de agua caída había tornado intransitables a ambas vías.
Una situación similar se replicó en Catamarca: “El fuerte viento con ráfagas de hasta 50 kilómetros por hora, provocó serios daños materiales en Fiambalá”, dijo la directora de Defensa Civil, Gretel Galeano. En la localidad, que está a unos 350 kilómetros al oeste de San Fernando del Valle y tiene menos de 10 mil habitantes, al menos 30 familias debieron ser asistidas por el temporal: “El panorama es desolador, la producción fue desvastada, las viviendas resultaron muy afectadas por el agua y barro, estamos sin servicios de agua potable y luz eléctrica, con severos daños materiales”, dijo el intendente local, Amado David Quintar. El jefe municipal lamentó que “se vio perdido todo el esfuerzo de un año de los productores” y por ello solicitó “ayuda al gobierno provincial”.
Además un panorama similar se vivía en las localidades de Costa de Reyes, Anillaco y Villa San Roque, en el departamento Tinogasta.
Finalmente, en Mendoza, que quedó bajo agua el jueves, al menos 100 personas continuaban ayer evacuadas en San Rafael, donde entre 1.500 y 2.000 viviendas resultaron dañadas por un temporal de viento y lluvia que provocó la muerte de cuatro personas.

Comentarios