Espectáculos

La cultura de mirar al otro

Teatro local suma modalidad de “entradas solidarias”

La Nave lanzó una nueva forma de venta de tickets para la obra “Alicia Moreau, sueños tardíos” que dirige Walter Operto con el objetivo de recolectar alimentos no perecederos para comedores


Ante la inminente crisis económica que se vive en el país, muchos grupos y asociaciones de la ciudad están buscando la forma de dar una mano a los que menos tienen con diversas propuestas. En ese marco el teatro local La Nave modificó la forma en la que el público general puede adquirir las entradas de la obra Alicia Moreau, sueños tardíos que está haciendo temporada en dicho espacio los días viernes. La forma tradicional es abonar el ticket de 220 pesos a lo que se le suma una modalidad “solidaria” en la que quien desee disfrutar de la obra puede abonar 100 pesos de entrada completando la misma con alimentos no perecederos. Lo recaudado será entregado a la Secretaría de Promoción Social de la Municipalidad de Rosario y de allí derivado al comedor barrial que más lo necesite.
“Esta modalidad surgió porque estamos comprometidos con la sociedad y para que quede claro que la cultura no es algo ajeno a la vida de las personas, sino que es algo tan importante como la salud y la educación”, expresó el periodista y dramaturgo Walter Operto, director de la obra teatral. La modalidad se extenderá durante los viernes de agosto (a excepción del viernes 10, que no habrá función).

Alicia Moreau, sueños tardíos, es protagonizada por la actriz Mirna Remes quien pone cuerpo y alma a la médica y política argentina, reconocida luchadora del feminismo, de la paz y del socialismo. La pieza teatral revela los grandes momentos de Alicia Moreau de Justo y también de Eva Perón (aunque con voz en off) en su pelea por mayores derechos para las mujeres. Para Operto esta obra es “la ideal” para poner en práctica la modalidad de la “entrada solidaria”. “Con esta idea rendimos un homenaje con todas las letras a estas dos grandes mujeres de la historia Argentina y hacemos nuestro aporte a las luchadoras sociales de hoy que vemos a diario, incluso en la lucha por la despenalización del aborto. Es más, esta movilización (la de la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo), me recuerda a la época en la que Evita convocaba al voto femenino y cuando Alicia recorría con el socialismo los barrios para crear centros femeninos. Si bien estamos inmersos en otro contexto, con un cruce ideológico transversal, seguimos estando a favor de los derechos de la mujer”.

La modalidad que se puede elegir en la boletería de San Lorenzo al 1300 contiene “un lazo de solidaridad que el neoliberalismo rompió”, dijo el director. “Entonces le ponemos la mirada al otro, al que necesita de nuestra ayuda. Queremos recuperar el significado de la cultura y de la solidaridad. Sabemos que los que vienen al teatro son ciudadanos de clase media y desde allí pujamos para que surja la ayuda para los que menos tienen”, enfatizó el dramaturgo. Asimismo, aclaró: “Todos los alimentos no perecederos que recaudemos durante agosto serán entregados a los responsables de Promoción Social de la Municipalidad, ellos saben bien qué comedor necesita esa ayuda”.

Por otra parte y en medio de la lucha que emprendieron los artistas a nivel nacional para repudiar el proyecto de ley 1664-J-18 presentando por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta del Pro, en la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, que otorga mayor libertad de acción a las fuerzas policiales contra los artistas callejeros, Operto fue contundente: “Siempre, históricamente, hubo un choque entre el capitalismo y la cultura, como si los bienes culturales fueran bienes comerciales. Los bienes culturales son tan útiles como la educación, y la educación no paga impuestos, tampoco debería hacerlo el arte callejero. Toda esta persecución me parece una barbaridad. Pero estamos viviendo un capitalismo depredador y, lamentablemente, hay sectores desde el propio peronismo y desde un supuesto progresismo que dicen que el mundo cambió y lo celebran. El mundo cambió para mal, nos están invadiendo las ideas deshumanizadas donde el único dios es el dinero. De todas formas, a mi edad y en medio de tanto enojo, aún tengo una pizca de esperanza”.

Para agendar:

Alicia Moreau, sueños tardíos, se presenta los viernes de agosto, a las 19, en la Nave (San Lorenzo 1383).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios