Ciudad, Edición Impresa

Puja

Taxistas dan ultimatum

Fijaron plazo hasta mañana al Concejo Municipal para que defina una suba de tarifa de manera inmediata. Si no hay una decisión que los satisfaga, lanzarán medidas para la próxima semana.


Luego de amenazar con una medida de fuerza para hoy, finalmente los taxistas decidieron abrir un compás de espera hasta mañana aguardando que en el Concejo Municipal se llegue a un acuerdo para aprobar un aumento en la tarifa del servicio del 30 por ciento. Igualmente, los trabajadores lanzaron un ultimátum al señalar que si no se logra la suba que vienen pidiendo, la semana que viene habrá paro o movilizaciones con marchas de repudio recorriendo la ciudad. Mientras tanto, la discusión en el Palacio Vasallo sigue siendo áspera con el bloque del PRO como principal obstáculo para conseguir la suba tarifaria.

El titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes, Mario Cesca, dijo que se suspendió la medida de fuerza porque encontraron que se abrieron canales de diálogo que antes no estaban. “De no tener respuestas este jueves, habrá paro o marcha de repudio”, amenazó.

Por su parte, el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Boix, apuntó a los concejales del PRO señalándolos como los responsables de no dar el aumento. “Ellos son los culpables de que estemos atrasados en esta situación de crisis, del flagelo del incremento de los servicios y la canasta familiar. Pero a la hora de otorgar un miserable aumento para poder contrarrestar este flagelo se hacen los boludos”, añadió sin eufemismos.

“Esto habla muy mal de ellos ya que en el bloque oficialista están todos de acuerdo de otorgar el incremento, la gente del Frente Para la Victoria en su gran mayoría también. Igual confiamos en que en el transcurso de las horas se logren los votos necesarios. Estamos tratando de entender a los concejales, las disputas y negociaciones que tienen. Ahora, si el jueves al mediodía no se logra el aumento de tarifa reclamado, para el lunes estamos armando alguna movilización o paro en repudio, porque esto no se aguanta más”, continuó.

Desde el PRO, la concejala e integrante de la comisión de Servicios Públicos Renata Ghilotti explicó que ésta era la oportunidad “para discutir calidad del servicio y medidas de seguridad para los choferes”. “Históricamente este bloque se opuso a los incrementos de tarifas. Más allá de discutir el pedido de aumento de tarifas de taxis, es la oportunidad para poder debatir también algunas cuestiones que tienen que ver con la calidad de prestación del servicio. Por ejemplo, la implementación de medidas de seguridad en los taxis que es del año 2008 y no se cumple”, subrayó.

Por último, el concejal oficialista Horacio Ghirardi explicó que “todavía no se ha logrado un consenso para darle una salida a esto, estamos trabajando fuertemente con todo el interbloque, dialogando con todos los bloques, tratando de que todos asumamos lo que es nuestra responsabilidad como concejales que es también analizar estas situaciones de incrementos de tarifas que aparecen como lógicas en las demandas de los taxistas”, concluyó.

Comentarios