El Hincha

Tato Chiana y Julián Fernández, otras dos piezas rosarinas para el anhelo Federal de Gimnasia

Escolta e interno se suman a Maxi Yanson y Franco Borsellino como las caras experimentadas de Gimnasia y Esgrima, que se arma con la ilusión de jugar la tercera categoría nacional


Gimnasia y Esgrima Rosario mantiene viva su ilusión de Federal. A la espera de que avance el proceso de inscripción, el elenco de calle Laprida sigue armando un plantel importante y largo con experiencia y juventud. En este caso, el escolta Julián Fernández y el interno Agustín Chiana ya comenzaron a trabajar con el equipo que conduce Mariano Junco. Junto a Franco Borsellino y Maxi Yanson, son las apuestas fuertes del equipo mensana.

JULIÁN FERNÁNDEZ: “VOLVER A ESTAR EN UNA CANCHA ES UNA FELICIDAD MUY GRANDE”

El escolta rosarino mostró su alegría por la chance de jugar a nivel nacional en la ciudad. Contó cómo llegó a Gimnasia, por qué se alejó de Timbúes y de qué trabajó en estos meses sin básquet.

Julián Fernández debió hacer kilómetros y kilómetros para probar su jerarquía en el básquet nacional e incluso llegó a hacerse un habitué de los seleccionados entrerrianos luego de transformarse en símbolo de BH de Gualeguay. Sin embargo, hace un tiempo decidió estar más cerca de casa y el menor de la dinastía recaló en Timbúes para ser una de las piezas clave de un proyecto que fue logrando sus objetivos, pero al que la pandemia le puso algo de incógnita. Entonces, cuando el escolta estaba trabajando ya en otro rubro, apareció Gimnasia en su camino con el sueño del Federal.

-¿Cómo apareció esta chance de llegar a Gimnasia?

-Me llamó Mariano (Junco), que había estado hablando con la agencia Paxon y que existía la posibilidad de sumarme al proyecto. Si bien tengo una relación de amistad con Junco que es extradeportiva y siempre hablamos de básquet, me sorprendió cómo se dio todo en una semana.

-¿Y estás contento?

-Muy contento por la oportunidad que me dieron, más dentro del contexto que nos está tocando vivir a todos.

-Esto de que lleguen posibilidades de Federal en Rosario parece un sueño para los jugadores locales.

-La verdad que sí. Después de viajar tantos años para poder jugar a ese nivel, hoy poder disfrutarlo en Rosario tiene un gusto doble.

-¿Cómo fue la salida de Timbúes, porque venían con un lindo proyecto ahí?

-Lo de Timbúes fue una lástima. Había y hay un lindo proyecto, teníamos un lindo grupo también. Pero dadas las circunstancias del presente que vivimos, en septiembre cobramos el último mes y nos dieron como libertad para buscar lo mejor para cada uno. Algunos fueron a Italia, otros nos pusimos a trabajar y a esperar a que saliera algo. Y se dio lo de Gimnasia bastante rápido por suerte.

-¿Qué estuviste haciendo fuera del deporte?

-Durante la cuarentena hice el curso de electricidad domiciliaria porque ya tenía una base del secundario. Así que estuve y estoy en ese rubro.

-¿Qué te pareció el plantel de Gimnasia en estos días que entrenaste?

-Interesante. Tiene una buena camada de jóvenes que son interesantes y sumaron jugadores con experiencia. Se puede armar un lindo plantel con la mezcla de juventud y experiencia.

-¿Hay ansiedad porque se confirme la plaza para jugar o lo tomás con calma?

-Hay que tomarlo con calma. Pero la verdad que había ansiedad por todo. Fueron muchos meses parados en la cual mucha gente la pasó mal, así que volver a una cancha es una felicidad muy grande. Después va a depender todo del día a día por qué es como hay q vivir hoy. No hay seguridad de nada con este virus.

TATO CHIANA: “FUERON MESES DUROS EN LO ECONÓMICO, MENTAL Y FÍSICO”

Interno dominante de la Liga Provincial de Santa Fe, Agustín Chiana se probó a puro sacrificio en Sport Cañadense que también podía ser un pivot importante en el Torneo Federal, pero su temporada de gran salto se vio trunca por la pandemia. Ahora, tras comenzar a trabajar con Gimnasia y Esgrima asume el nuevo desafío en el anhelo mensana de jugar en la tercera categoría nacional.

-Tenías una propuesta para seguir en Sport. ¿Por qué elegiste a Gimnasia?

-Hubo varios factores: la propuesta de Gimnasia, la imposibilidad de viajar mucho por un emprendimiento que comencé, el empuje de Franco Borsellino, la presencia de Juli Fernández….

-¿Te gusta el equipo?

-Es un equipo largo y creo que vamos a andar bien. Mariano es un muy buen entrenador y además de los jugadores de experiencia que llegaron, hay un grupo de pibes que juegan bien.

-El objetivo es que se concrete la plaza en el Federal. ¿Es un desafío estar en esa categoría?

-Es un desafío porque hay jugadores importantes en la categoría. En la temporada anterior la verdad es que tuve la lógica incertidumbre de saber si podía jugar a ese nivel o no. Y me di cuenta de que sí, que pude. Jugar en una división superior siempre es un objetivo a superar y más si te sumás a un equipo nuevo como sucede ahora.

-¿Cómo fue la salida de Sport?

-En Sport me trataron bárbaro tanto los dirigentes como el grupo. Hicieron un esfuerzo enorme para que yo esté con ellos y les estoy muy agradecido. Como corresponde, les avisé de la pripuesta de Gimnasia y quedamos en buena relación. Las puertas están abiertas para el futuro porque es gente de primera.

-¿Fue un año muy duro para los jugadores de la división?

-Fue un año durísimo, el último partido que jugué fue el 19 de marzo contra Atalaya y ese día ya fue sin público. De ahí en más fueron todos estos meses sin jugar y aunque uno entrene no es lo mismo. Al estar programado para comenzar en febrero, van a ser casi diez meses sin jugar y con uno de prácticas. Pero fue durísimo en lo económico, en lo mental y en lo físico. De todas formas, estamos de vuelta y hay que darlo todo para volver de la mejor manera posible.

Comentarios