Ciudad

El jueves habrá otro ruidazo

Tarifazos: piden descuentos en la factura a almacenes, verdulerías y carnicerías

La provincia había anunciado rebajas a panaderías y otros comercios para paliar los aumentos en los servicios. Desde la multisectorial contra los aumentos en las tarifas de luz, gas y agua reclaman ampliar los descuentos


La Multisectorial contra los Tarifazos de Rosario convocó a un nuevo ruidazo contra la política de incrementos en los servicios de luz, agua y gas. Será el jueves a las 19 en la esquina de bulevar Oroño y Córdoba e invitan a automovilistas y peatones a sumarse. Desde el espacio que reúne a distintas organizaciones, piden al gobierno provincial ampliar los descuentos en la tarifa de la Empresa Provincial de Energía (EPE) anunciados para panaderías, heladerías y pequeñas industrias a almacenes, carnicerías, verdulerías, quioscos y supermercados chicos. También cargaron contra la medida del gobierno de Cambiemos de descontar el 20 por ciento de la tarifa de gas de invierno para cobrarla en el verano: “Es un engaña pichanga que traslada el problema a otro bimestre para ganar las elecciones”. Por la crisis en el último año cerraron casi 1.200 comercios y sólo en los últimos tres meses se sumaron 300.

En diálogo con El Ciudadano el titular del Centro Unión de Almaceneros e integrante de la Multisectorial contra los Tarifazos, Juan Milito, explicó que la medida de fuerza de este jueves apunta tanto al gobierno nacional como provincial. “Estamos convocando a todos los ciudadanos a que se sumen a la protesta. Esperamos que los dos gobiernos escuchen y cambien el rumbo”, dijo el dirigente.

A las autoridades de Santa Fe pedirán que amplíe el descuento anunciado para panaderías a otros comercios pequeños a los que también pega la crisis. “El anuncio que hicieron deja fuera al resto del sector comercial, como los almaceneros, supermercados, carnicerías, verdulerías y quioscos de la provincia que la estamos pasando muy mal. Queremos creer que no es una medida en contra de los reclamos que llevamos adelante contra los tarifazos”, opinó Milito.

“Engaña pichanga”

Para Milito el anuncio del gobierno de Cambiemos es un engaña pichanga que busca postergar el aumento del 80 por ciento del gas en relación a 2018 con fines electorales. “Trasladan de un bimestre a otro el problema. Son medidas de maquillaje para dibujar una situación y ganar las elecciones. Siguen siendo las grandes empresas de gas y energía las grandes ganadoras de este modelo económico”, dijo.

Para el representante de los almaceneros, la situación de crisis es cada día más preocupante. “Los negocios que van cerrando se notan sólo al caminar por el centro. Bajaron la persiana en esquinas que eran icónicas. Hay locales desocupados que hace meses que no se vuelven a ocupar cuando antes apenas tenían vacantes se alquilaban”, dijo y agregó que en las zonas norte, oeste y sur crecen los locales chicos que cierran, mientras en el centro lo hacen los de mayor porte.

Además, advirtió que con la desocupación creció la cantidad de ex asalariados que invierten las indemnizaciones en pequeños comercios, aumentando la competencia con los que ya estaban. “La inflación con recesión que estamos soportando ahora va a llevar a una situación más compleja que de 2001”, opinó Milito.

Descuentos anunciados

La semana pasada el gobierno provincial anunció la extensión de subsidios para reducir el impacto de la tarifa eléctrica en actividades productivas y sectores sociales. Con un presupuesto de 1.928 millones de pesos durante 2019. Entre los beneficiados se incorporó a las pequeñas y medianas panaderías. Las medidas anunciadas por los ministros de Producción y Trabajo, Alicia Ciciliani y Julio Genesini, respectivamente, junto a la Secretaría de Energía, Verónica Geese, incluyen un aporte adicional al subsidio de tasa que había anunciado el gobierno nacional para el descuento de cheques y financiamiento de capital de trabajo.

Los tres puntos principales anunciados fueron la compensación del 20 por ciento del Valor Agregado de Distribución (VAD), el “costo local” de la energía, por seis meses, a las industrias electrointensivas. La medida alcanza a 185 grandes usuarios, entre fundiciones, laminadoras y otros rubros. El monto anual a compensar es de 31 millones de pesos. En segundo lugar, la compensación del 20 por ciento del VAD por seis meses consecutivos a 31 grandes usuarios de la industria plástica, que implica un monto anual de 2.053.000 pesos. Se habilitan los contratos variables (estacionales) a 37 grandes usuarios de la actividad avícola (cría y subproductos) por 4,4 millones de pesos anuales. Tercero, la compensación del 40 por ciento en el valor de la energía eléctrica por seis meses a panaderías cuya base imponible sea menor a 12 millones de pesos y que tengan menos de 15 empleados. Son unos 881 usuarios (pequeñas demandas), y la actividad principal debe ser la panadería (más del 50% de la base imponible cuando la empresa tenga actividades conjuntas).

Las nuevas medidas semestrales tendrán vigencia desde el 1º de enero y quienes ya hayan pagado la factura tendrán un reintegro.

Cierre de locales

Según un informe de la Concejalía Popular, en los últimos tres años y medio se cuadruplicaron la cantidad de locales cerrados en la ciudad, con 3850 inmuebles vacíos. En el último año fueron casi 1.200 y sólo en los últimos tres meses se sumaron 300. Además, hay 138 locales en esquinas emblemáticas desiertos. En paralelo, otro informe, elaborado por la Federación Gremial (entidad que nuclea a los propios empresarios), hizo eje sobre lo que pasa en el centro: en un año aumentó un 40 por ciento la tasa locales vacíos. Calle Maipú es una de las más afectadas con el doble de negocios cerrados que la media. Según el estudio, en diciembre de 2017 los comercios sin actividad representaban el 6,6 por ciento del total de 3999 inmuebles. Doce meses después llegó al 8,8 por ciento y significan 353 comercios sin actividad.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios