Ciudad, Edición Impresa

Ajuste para todos

Tarifazo pegó en el Conicet local

El Centro Científico Tecnológico Rosario recibió una fuerte suba en la factura de la EPE. De los 60 mil pesos que pagó en noviembre pasó a 90 mil en enero y a 380 mil en marzo. Fueron intimados a abonar para que no les corten el servicio.


La factura de energía continúa generando asombro y estupor en cada lugar donde es recibida. Luego del fuerte incremento decidido a nivel nacional y que la provincia trasladó a la factura de la EPE, esta vez fueron los científicos e investigadores del Centro Científico Tecnológico Conicet Rosario quienes se agarraron la cabeza al ver la cifra por el consumo eléctrico de la sede ubicada en Ocampo y Esmeralda. De los 60 mil pesos que pagaron en noviembre del año pasado pasaron a 91 mil pesos en enero y en marzo el total a pagar se disparó a 380 mil pesos. La falta de fondos para responder a los vencimientos hizo que recibieran una intimación de pago desde la empresa estatal con la amenaza del corte del suministro. Los directivos del lugar estuvieron con el gobernador Miguel Lifschitz, que les aseguró que no se llegará a ese extremo. También se reunieron con autoridades a nivel nacional, quienes les dijeron que solicitaran más fondos a Hacienda para poder hacer frente a esta nueva realidad.

El director del Centro Científico Tecnológico Rosario, Roberto Rivarola, contó que en el lugar funcionan varias áreas de investigación. “Uno de los que más gastos tiene es el Instituto de Biología Celular y Molecular porque allí hay grandes heladeras y ambientes a temperatura controlada porque hay animales, peces, plantas y un montón de cosas sobre las cuales se investiga y se necesita un ambiente muy particular”, destacó.

“Las drogas también necesitan ser mantenidas a una determinada temperatura. Esto para nosotros es un incremento muy importante. La semana pasada nos llegó una intimación que si no pagábamos nos cortaban la luz. El tema es que nosotros en este momento no podemos afrontar un incremento de este orden. Casualmente el jueves nos vino a visitar el gobernador con el ministro de Ciencia y Tecnología de la provincia y nos dijo que de ninguna manera nos van a cortar la luz porque estaríamos ante un costo político muy grande, sería suprimir la ciencia y la tecnología en Rosario”, añadió.

El investigador contó que fue tal la sorpresa al recibir la factura que la hicieron analizar por especialistas del lugar. “Nosotros tenemos ingenieros electrónicos y electricistas que han verificado que de acuerdo a cómo se facturan los nuevos costos la boleta estaba correctamente elaborada. Hay algunos ítems que han sufrido un incremento del 800 por ciento, o sea que crecieron ocho veces, y eso después en el total de la factura redunda en un valor cuatro veces más grande”, indicó.

“De cualquier manera, nosotros lo que estamos haciendo ahora es, al llegarnos esta intimación, hacer el pago completo porque disponemos de unos fondos para hacerlo pero evidentemente no podemos continuar con esta situación «in eternum» porque tenemos un dinero que nos da la Nación para el financiamiento y no nos va a alcanzar”, continuó.

La preocupación por el tema hizo que además de reunirse con el gobernador, Rivarola también mantuviera encuentros con autoridades del Conicet a nivel nacional. “Tenemos la palabra de que nos van a ayudar. Nos preguntaron cuánto dinero más necesitábamos para el funcionamiento para pedirlo al Ministerio de Economía y entonces la promesa es que ellos iban a solventar el gasto correspondiente. Esa es la situación actual pero igualmente hay incertidumbre. El viernes estuve con el presidente del Conicet y me afirmó que existe la voluntad de pago y que todo depende de la asignación de recursos que haga el Ministerio de Economía”, afirmó.

El Centro Científico Tecnológico Rosario es una organización regional que forma parte de la red institucional de investigación y desarrollo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación. Su principal objetivo es asegurar un ámbito apropiado para la ejecución de investigaciones científicas, tecnológicas y de desarrollo en su región.

Allí trabajan más de mil personas reunidas en trece institutos y grupos en diferentes facultades. Sus investigaciones abarcan las más variadas ramas de la ciencia, muchas de ellas realizan aportes novedosos a los campos en los que se inscriben y sus resultados son publicados en revistas científicas de prestigio internacional.

Comentarios