Edición Impresa, Política

Luz mala

Tarifazo: la EPE culpa a la Nación

La empresa se quejó por la suba de costos a raíz de la quita de subsidios.


El presidente del directorio de la EPE, Raúl Stival, ratificó ayer ante senadores de la provincia que la empresa no puede absorber la suba de costos provocada por la quita de subsidios por parte de la Nación a la firma Cammesa, encargada de la comercialización mayorista de energía eléctrica.

Junto a otros miembros del directorio de la EPE, Stival se reunió ayer con el vicegobernador Carlos Fascendini y senadores del oficialismo y de la oposición para dar precisiones sobre el tarifazo de la luz en la provincia.

“De ninguna manera el gobierno provincial puede absorber el costo, porque eso significaría dejar de hacer obras”, argumentó el titular de la empresa, que tiene para 2016 un plan de obras de 800 millones de pesos.

Por la quita de subsidios, la EPE deberá destinar 4.800 millones de pesos este año para compras a Cammesa. El presupuesto inicial, elaborado antes de la resolución 6 del Ministerio de Energía de la Nación, era de 1.000 millones de pesos. La diferencia se traslada a las tarifas, con aumentos de hasta el 60 por ciento para los usuarios residenciales y de hasta el 400 por ciento para el sector industrial.

A modo de ejemplo, Stival indicó: “Pagábamos a Cammesa 115 millones de pesos y en la última factura pagamos 460 millones. Este año tuvimos un verano muy cálido y tuvimos tres récords históricos de demanda; hemos superado el consumo y tenemos desafíos importantes a los que tenemos que responder”.

A pesar del tarifazo, los clientes residenciales de la EPE están cumpliendo con los pagos. “Esperábamos un aumento de la morosidad, pero en este caso no se dio así. La gente sabe que no es un problema de la EPE”, interpretó Stival.

Comentarios