Ciudad, País

golpes al bolsillo

Tarifazo inminente: confirman suba de gas desde diciembre y se aguarda la de luz

El ajuste de Litoral Gas será del 37% promedio. A la par, Nación anunció un aumento de la energía mayorista del 30%.


Este viernes no fue un día más para los usuarios. Las subas en los servicios públicos parecen interminables. Y no quedará otra que seguir pagando. Por un lado, según confirmaron desde Litoral Gas, desde diciembre la tarifa subirá un 37 por ciento promedio. La cifra se ratificó luego de que este viernes en la ciudad de Santa Fe se realizara una audiencia pública para debatir los números que muestran las distribuidoras. Y hay más. Es que la EPE también puede aplicar un nuevo aumento ya desde el mes próximo si traslada aunque sea en parte el ajuste que anunció Nación en el costo mayorista de la energía.

En el caso del gas, la audiencia en Santa Fe tuvo como principal exponente a la distribuidora que tiene la concesión del servicio en toda la provincia y varios partidos del norte bonaerense: Litoral Gas. También expusieron sus pares Transportadora Gas del Norte, Gas NEA –distribuidora en Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa–, y la subdistribuidora Redengas de Paraná, junto al defensor del Pueblo de la capital entrerriana.

El debate de ayer estuvo centrado en las estimaciones de facturación final de las distribuidoras con base en sus propios factores y el precio del gas que compran en el mercado mayorista argentino, punto que se discutió dos días antes. “Los oradores de las empresas del sector se quejaron de que las tarifas son bajas, ya que apenas obtienen un beneficio del 9 o 10 por ciento”, relató Juan Marcos Aviano, el titular de la organización del defensa al consumidor Cesyac.

El dirigente agregó que, pese a las altas cifras de las facturas que debe pagar el usuario, su rentabilidad no lo es tanto porque tienen una alta carga de impuestos, transporte y el propio costo del fluido en boca de pozo.

Con la audiencia volvió a ratificarse que el gobierno nacional mantiene su postura de reducción progresiva de subsidios al gas y la emergencia energética nacional que, además, incluye la electricidad y los combustibles.

En ese marco, quedó confirmado que el próximo aumento entrará en vigencia el 1º de diciembre. Se trata de la segunda etapa de las subas aprobadas en abril. Pero como ese plan incluía un incremento del 11 por ciento para octubre que el Ejecutivo pasó para después de las elecciones, se agrega al que se discute en estos días, con lo que el salto será –en el caso de Litoral Gas– de alrededor del 37 por ciento para los usuarios residenciales. El dato lo entregó a El Ciudadano José María Gonzáles, el gerente de Relaciones Institucionales.

“El ajuste del margen de las distribuidoras es del 17 por ciento. El resto tiene que ver con el precio de gas de pozo y el transporte. Un cliente promedio de Litoral Gas que consume mil metros cúbicos paga hoy unos 500 pesos mensuales. Con la suba pasará a pagar 690. Esto comenzará a verse con las facturas que llegarán en febrero, que ya incluirán el uso de diciembre”, explicó Gonzáles.

Hasta la asunción presidencial de Mauricio Macri, el Estado nacional subsidiaba el 81 por ciento del costo del gas en boca de pozo. El espacio político Cambiemos impulsó desde sus primeros días de gestión una política opuesta, basada en el retiro por etapas de ese aporte público al servicio. Ahora subvenciona el 45 por ciento del precio. Y lo que dejó de aportar, lo hacen los usuarios, particulares o corporativos.

En la revisión de abril de este año, el Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren definió que el subsidio iba a retroceder hasta el 38 por ciento en diciembre y al 31 en abril de 2018.

“Así en 2019, vamos a pagar el gas más caro del mundo”, sintetizó Aviano el proceso. “Las distribuidoras hablan de sus costos de rentabilidad, pero nos mienten. A mí no me importa si ganan el 9 o 10%, lo que importa es el aumento en la boleta del consumidor”, agregó. Eso se suma a las alzas previas, que alcanzan al 600 por ciento en lo que va de la administración Cambiemos.

La luz

En tanto, este viernes también quedó confirmado el aumento en el costo de la energía mayorista que la EPE compra a la firma Cammesa. El ajuste será de poco más del 30 por ciento entre diciembre y febrero. Habrá que ver ahora qué porcentaje traslada la compañía santafesina a la tarifa.

La ratificación del incremento mayorista se dio en otra audiencia pública, la que se llevó a cabo ayer en el Palacio de Aguas, en la ciudad de Buenos Aires.

“La energía mayorista representa el 50 por ciento de los costos totales de la EPE. El tema es que también hay que ver qué proyecta para el resto de sus gastos internos, como la política salarial, insumos y demás. Por eso aún no se puede hablar de porcentajes concretos de aumento. Lo que sí está claro es que, aunque sea en parte, el ajuste mayorista se va trasladar a la tarifa”, señaló Aviano.

En Buenos Aires subirá más

Tras la audiencia que se realizó en Buenos Aires por el ajuste de la luz, el subsecretario de Energía de la Nación, Alejandro Sruoga, advirtió que la suba va a ser mayor en Edenor y Edesur que en el resto de las distribuidoras del país porque se normalizará el valor agregado de distribución (VAD), tal como se hizo en los últimos años en las compañías provinciales.

El funcionario se excusó, de todos modos, de precisar el nivel de tales incrementos en la zona metropolitana, donde se concentra el 40% de la demanda del país, y sostuvo que “van a ser presentados por el Enre (Ente Nacional Regulador de la Electricidad)”.

Sruoga puso de relieve, en otro orden, que “por primera vez en muchos años se va a cubrir la demanda con potencia disponible y las reservas van a hacer las que corresponda, por encima de la demanda”.