Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Tareas de limpieza y rectificación del arroyo Saladillo

Por Diego Montilla. Previsiones meteorológicas indican que en los próximos meses se registrarán intensas lluvias por la corriente de El Niño, por lo cual la provincia envió máquinas que trabajarán en los bordes del cauce para evitar futuros anegamientos en zona sur.


Frente a los pronósticos meteorológicos que indican que la ciudad y zonas aledañas recibirán en los próximos meses una gran cantidad de lluvias de variada intensidad a raíz del fenómeno de la corriente de El Niño, la Municipalidad comenzará a realizar trabajos de limpieza y rectificación en los bordes del arroyo Saladillo junto a personal de la Dirección de Hidráulica de la provincia y del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente a modo preventivo para evitar potenciales anegamientos. “La intendenta se comunicó con el ministro (Antonio) Ciancio quien le informó que en estos próximos días estarán llegando máquinas para realizar las tareas en la zona”, dijo el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, en diálogo con El Ciudadano.

El funcionario recordó que hace aproximadamente tres semanas, la intendenta Mónica Fein recorrió la zona del barrio Saladillo junto al secretario de Medio Ambiente de la provincia, César Mackler. “Allí evaluaron el estado de la cuenca del curso de agua y su brazo seco, y se decidió hacer una limpieza y una intervención por la acumulación de basura. Ayer (anteayer) en comunicación con Ciancio, éste le comunicó que estaba viajando un equipo pesado desde el norte de la provincia para comenzar en breve con los trabajos. Todo esto es de carácter preventivo, ya que según lo informes que hemos estado recibiendo se prevé una temporada lluviosa para los próximos meses”, destacó.

Al ser consultado sobre cómo se encontraba la situación en esa zona –tras los anegamientos que se observaron este fin de semana–, Asegurado comentó que equipos de Defensa Civil estuvieron trabajando en el lugar estos últimos cuatro días. “Estuvimos con bombas de achique sacando el agua que se había acumulado allí porque el drenaje natural estaba obstaculizado. Al estar tapado se generó un dique natural. Ayer (anteayer) a la tarde se comenzó a trabajar con máquinas más grandes y se terminó librando un conducto que estaba obstruido por un árbol que se había incrustado en uno de sus extremos. Las bombas siguieron trabajando y podemos decir que la situación ya es prácticamente normal en la zona”, indicó.

El secretario de Gobierno remarcó que “nunca hubo evacuados” y que solamente algunas familias sufrieron anegamiento en sus viviendas, pero que nunca existió la necesidad de trasladarlos a “otro lugar”.

“Después de las lluvias anteriores al fin de semana tuvimos que intervenir en dos zonas para evitar males mayores: Vía Honda y en Saladillo Sur. En Vía Honda hubo algunas familias que se anegaron un poco pero los trabajos de rectificaciones en las zanjas mejoraron la situación. En El Mangrullo también tuvimos una situación de riesgo pero pudo ser controlada. Podemos decir que actualmente la situación está bajo control y que no se registran inconvenientes en ninguna de las zonas de la ciudad”, concluyó.

Comentarios