El Hincha, Newell's Old Boys

Fútbol

Tarea cumplida para la reserva, que alcanzó las semifinales del certamen

El entrenador Federico Hernández destacó el trabajo del semestre tras caer ante Boca en la previa de la gran final. “Me pone más orgulloso que mi labor, que es que los chicos lleguen a Primera, se haya cumplido”, se sinceró el DT


La reserva que dirige Federico Hernández tuvo un gran semestre, y la derrota ante Boca en semifinales no empaña un trabajo destacado que realizó el entrenador, quien habló en el programa “Ni más ni menos”, en radio La Red Rosario, y destacó lo hecho desde su llegada con la proyección de muchos juveniles, avalado por el propio Germán Burgos.

“Haciendo el balance del semestre, estamos contentos por el trabajo realizado. Al inicio no se daban los resultados acorde a lo que plasmábamos dentro de la cancha, pero sabíamos que se iba a revertir”, destacó Hernández, quien incluso bromeó sobre esos primeros cinco partidos sin poder ganar. “En mi familia somos todos de Newell’s. Después de la 5ta fecha de reserva donde no podíamos ganar, mi mamá estuvo varios días sin llamarme”, se sinceró con humor.

“Con la llegada de Burgos, una mayor cantidad de nuestros juveniles comenzaron a tener participación activa en Primera. Con Germán tengo una comunicación muy fluida y honesta. Eso hace que nos permitamos que las partes se escuchen”, sostuvo Hernández, quien desde la llegada del Mono se sumó al cuerpo técnico para colaborar.

En cuanto al esquema que utiliza la reserva, un 4-3-1-2 distinto al de Primero usado por Burgos, el DT explicó: “Terminamos jugando con un 4-3-1-2. Empezamos con Aguirre y debido a que Burgos lo subió a primera, Balzi ocupó su lugar. En ese esquema encontramos estabilidad y se volvió nuestro distintivo. En Reserva tenemos tiempo para desarrollar la idea.   Lo hablamos con Burgos y me apoyó”, destacó.

Tras un inicio con 5 partidos sin ganar, la reserva leprosa hilvanó una racha de 9 cotejos sin perder, con 8 triunfos, incluido el Clásico, hasta perder ayer ante Boca en semifinales por 2-1 en Ezeiza, partido donde faltaron muchos jugadores que Burgos está utilizando en Primera como Leyendeker, Acevedo, Mansilla, Brian Aguirre, Cingolani y Nicolás Castro.

“Me hubiese encantado tener a todos los juveniles para jugar esta semifinal ante Boca, pero me pone más orgulloso que mi tarea, que es que los chicos lleguen a Primera, se haya cumplido”, se sinceró Hernández.

Comentarios