Edición Impresa, Política, Últimas

Tanque lleno, recién en los próximos días

Petroleras estiman que antes del fin de semana normalizarán suministro de naftas.

La falta de combustible se hizo sentir otra vez, aunque entre hoy y mañana el abastecimiento se irá normalizando, según estimaron desde las principales petroleras que operan en el mercado. La postal de largas colas de autos frente a los surtidores se repitió ayer en las estaciones de servicio de Rosario, como en otros centros urbanos del país. Incluso, algunas estaciones locales directamente cruzaron ayer la cinta perimetral en las playas porque se quedaron sin naftas y gasoil para vender a los automovilistas.

“Tenemos el compromiso de las petroleras de ir abasteciendo de los distintos productos en los próximos días. Esperemos que también la reposición esté acompañada por la logísticas de las empresas para poder normalizar la situación”, indicó Rubén Fernández de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Rosario. “Algunos automovilistas temen la escasez total de combustible justo el fin de semana de Año Nuevo. En las fiestas siempre aumenta la demanda, pero se irá normalizando y para el fin de semana creo que no se notará”, agregó.

Fernández contó que cada empresa da un argumento distinto para explicar la falta de combustible. “En Rosario tenemos un efecto dominó, porque las estaciones que tienen algo de stock se van quedando sin combustible a medida que se le termina a la de al lado. Por eso se decidió vender con cupos de entre 50 y 100 pesos a cada automovilista”, sostuvo.

En Rosario hay alrededor de 110 estaciones de servicio, y la mayoría tenía ayer problemas en la comercialización de combustibles. Los principales inconvenientes se registraron en las operadoras que dominan el mercado: YPF, Esso, Shell y Petrobras. En algunos casos, sólo se vendieron las naftas más caras ante la falta de súper, aunque, en menor medida, también hubo dificultades con la provisión de gasoil.

Por su parte, el secretario de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), Raúl Castellano, estimó que “en las próximas 48 horas estará solucionado” el suministro del combustible. “Esto es así porque las refinerías están trabajando a full, y nafta hay, lo que sucede es que la gente quiso llenar sus tanques para cubrirse ante esta demanda estacional que se produce todos los años en esta época”, indicó.

Para Castellano, el faltante que se registró el pasado fin de semana respondió a “un consumo extraordinario en Navidad y una situación no normalizada en la producción de petróleo por la huelga de empleados jerárquicos de YPF en el sur del país”.

El presidente de Shell, Juan José Aranguren, evaluó que la provisión de combustibles en las estaciones de servicio recién se normalizará en los primeros días de la próxima semana, a causa de la fuerte demanda que se registrará por el movimiento turístico del inicio de las vacaciones estivales y el fin de semana largo.

Desde la petrolera YPF dijeron que esta semana volverán a “reforzar el abastecimiento de nafta y gasoil, para lo cual mantiene al ciento por ciento su capacidad industrial en las tres refinerías que posee en el país, en La Plata, Mendoza y Plaza Huincul”.

Según YPF, las ventas de nafta crecieron este año 8,1 por ciento y este mes colocará un volumen significativamente por encima de esa media, entre 11 y 12 por ciento superior al de diciembre de 2009. En el caso del gasoil, se registra un crecimiento promedio anual de 6,7 por ciento, y la petrolera despachará 12 por ciento más de litros que en diciembre del año pasado.

Por su parte, Petrobras aseguró que está “trabajando al máximo” para abastecer a sus clientes y que mantiene su participación de mercado de 11,2 por ciento, en el contexto de la alta demanda generada por este fin de semana largo. La petrolera también vio afectado el procesamiento de combustible en sus destilerías por el conflicto del Sindicato del Personal Jerárquico de Petroleros del sur del país, que restringió durante dos semanas el envío de petróleo crudo.

Comentarios