Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

Tan cerca y tan lejos

El Canalla quedó afuera en la última bola

El gol de Berrío en el descuento hundió las chances del equipo de Eduardo Coudet de meterse en semifinales.


Tan cerca Central. A sólo unos segundos de meterse en semifinales quedó el Canalla, que jugó un flojito partido en Medellín y cayó 3-1 ante un durísimo rival como Atlético Nacional.

En un infartante desenlace, la gente que llenó a reventar el estadio Atanasio Girardot terminó jugando un papel clave en la serie. El juez uruguayo Daniel Fedorczuk dio inicialmente 5 minutos de adición, permitiendo que el local marque el gol decisivo en la última jugada del encuentro.

Orlando Berrío fue el héroe de los colombianos, que supieron recuperarse del cachetazo inicial que significó el gol de Marco Ruben de penal a los 8 minutos y revirtieron la serie con mucho fútbol y coraje.

Coraje que también mostraron algunos de los jugadores de un Central que fue de mayor a menor y al final se quedó con las manos vacías en Colombia.

La guapeada de Montoya por derecha y el infantil penal que cometió Copete fue un espejismo dentro de un paisaje que tuvo siempre como protagonista al dueño de casa.

Con el 1-0 arriba en apenas 8 minutos y la tranquilidad de saber que los cafeteros necesitaban tres goles para dejarlo afuera, el Canalla hizo un buen primer tiempo. Y le duró la calma al equipo del Chacho, que con inteligencia cortó siempre el circuito de juego del local con muchas faltas, impidiéndole acercarse con peligro a Sosa. Pero los colombianos iban. Una vez. Y otra vez. Y de tanto ir tuvieron su premio.

El ingresado Berrío desnudó todas las falencias de Villagra (NdR: había entrado recién por lesión de Álvarez) y mandó un centro perfecto al corazón del área para que Moreno la empuje al gol y decrete el empate justo antes del descanso.

El 1-1 pegó duro en el ánimo canalla, que salió dormido a jugar el complemento y recibió el segundo impacto: pifia de Donatti, gol de Guerra y a sufrir.

Y eso hizo Central, que sobre el cierre perdió de manera infantil a Burgos y en la última jugada recibió el golpe de gracia. El nocaut de Berrío fue derecho a la mandíbula y lo dejó afuera de la Copa Libertadores. En Medellín terminó el sueño copero.

Comentarios