Edición Impresa, El Hincha

Sus últimas palabras

El ex DT auriazul manifestó: “Fue un salida consensuada entre todos” y rescató el grupo humano que se formó.

Ariel Cuffaro Russo pasó ayer por Arroyo Seco a despedirse del plantel. Acompañado por todos los integrantes del cuerpo técnico, el ex DT canalla estuvo en el vestuario charlando con los jugadores antes del inicio del entrenamiento matinal que se desarrolló en el country.

“Se ha formado un grupo humano excepcional y hay que apoyarlos como siempre, este es un proceso que no se va a interrumpir porque se ha hecho cargo una persona que también tiene identificación con Central, que ha vivido estos momentos”, señaló Cuffaro a la prensa antes de retirarse del predio, en clara alusión de Leonardo Madelón, su reemplazante.

Según el parecer de Cuffaro, Leo Madelón “es la persona adecuada para este momento, además es un amigo, así que hay que apoyarlo”.

Agradecimientos varios.

El ex entrenador auriazul aprovechó el discurso de despedida para agradecer a todos los que colaboraron con su trabajo, que comenzó a mediados del año pasado.

“Estamos agradecidos a todos, a los jugadores, a la gente, a los utileros, a los médicos, a los que han estado siempre a disposición nuestra y nunca nos  generaron un problema, siempre nos han mostrado una calidad humana bárbara y eso es lo que uno se lleva y lo pone muy feliz”.

Y también se refirió a la prensa: “quiero agradecerles a los periodistas porque siempre han estado; hemos tenido buen diálogo a excepción de una semana que estuvimos sin charlar, pero ustedes respetaron mi silencio”.

 Más tarde, Cuffaro explicó que no renunció al cargo del técnico, sino que la decisión de alejarse “estuvo consensuada con la dirigencia” de Central. “La decisión fue consensuada, esto estaría bueno aclararlo porque por ahí salió que yo había renunciado, y yo no iba a renunciar jamás al proyecto, porque nosotros tenemos un proyecto de club, el cual hay que continuarlo y se va a continuar”, afirmó el técnico.

Y luego agregó que “ahora es momento para estar tranquilo, dejar al plantel y a la gente para que trabajen como corresponde, y yo siempre voy a estar ligado a Central por una cuestión afectiva, me ha tocado en otras etapas estar afuera del club y siempre estoy en la cocina de lo que es Central”.

Y también dejó en claro que: “Nunca me he metido en política y eso siempre lo mantengo, pero bueno el apoyo total a esta dirigencia que está haciendo un esfuerzo tremendo para soportar este momento tan difícil que está atravesando la institución”.

Las razones de su alejamiento.

Sobre las razones que determinaron su alejamiento del cargo, Cuffaro explicó: “Nosotros somos de Central y cuando uno es de Central no va a hacer lo que por ahí ha pasado otras veces, eso de seguir tirando de la soga, porque de esa forma uno termina perjudicando y haciendo daño al club”.

Y planteó también que, según su parecer, “en este momento hay que pensar en los jugadores, todo lo que pueda irritar o pueda poner nerviosos a los jugadores, creo que eso los afecta entonces consideré que lo ideal era ahora no seguir tirando de la soga porque a veces es como que falta el aire”.

 “Pero reitero esto no es renunciar al proyecto ni mucho menos, sino que acá se cambia de capitán en el barco y esto va a seguir con todo lo que se logró, porque si hay una cosa que hemos hecho fue precisamente generarle reservas al club”. Insistió Cuffaro.

Y de inmediato profundizó el concepto: “Hoy el club tiene unas reservas tremendas donde antes no estaban; y quizás nos faltaron diez o doce puntos para ser lo que todos envidiamos: lo que es Veléz, lo que es Lanús, lo que es Estudiantes”.

Desde la óptica de Cuffaro, “nos faltaron muy poquitos puntos, que de todos modos se van a lograr, pero esto es así, esto que hoy le envidiamos a estos equipos es lo que ellos nos han copiado a nosotros; Central tenía que recuperar esa mística y creo que la hemos recuperado bastante”.

Comentarios