Edición Impresa, Política, Últimas

Superti celebró aprobación de la Justicia comunitaria

“Somos pioneros en acercar la Justicia a la gente”, dijo el ministro del área, sobre los avances en Santa Fe.

“Estamos siendo pioneros en acercar la Justicia a la gente”. Con esa frase celebró el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Superti, la sanción de la ley de pequeñas causas, mediante la cual se descomprimirá la actividad en los Tribunales y se crearán nuevos juzgados en el interior de la provincia. El proyecto impulsado por el Ejecutivo fue aprobado el jueves por la Legislatura luego de un acuerdo entre oficialismo y oposición para modificar una quincena de artículos del texto original.

Para Superti, la reforma de la Justicia comunitaria es una de las tres partes fundamentales de la transformación de la Justicia en Santa Fe. “Es parte fundamental de la profunda transformación institucional que se está llevando a cabo en Santa Fe en los últimos tres años”, destacó el funcionario. “Se trata de la tercera pata de esa transformación que mejora la calidad institucional de la provincia, junto con la reforma procesal penal y la mediación obligatoria”, añadió.

Superti defendió el proyecto impulsado por el Ejecutivo mediante el cual se dispone un procedimiento moderno, oral y breve para causas que involucren pequeños montos de dinero. Con la reforma, además, los jueces comunales –antes conocidos como jueces de paz– dejarán en forma gradual de cumplir con tareas propias del Ejecutivo, como las relacionadas con el Registro Civil. La nueva ley también permite que en aquellas causas que no superen los 5 jus (1.000 pesos) las partes –previo acuerdo– puedan actuar sin el patrocinio obligatorio de un abogado.

El ministro de Justicia señaló ayer: “En la provincia de Santa Fe se ha encarado seriamente la transformación de sus sistemas para resolver conflictos en general, reformulando por un lado los sistemas judiciales y proponiendo, por otro, vías no adversariales para la resolución de los conflictos entre las personas”. En ese sentido, remarcó otro proyecto enviado por el Ejecutivo y sancionado el año pasado por la Legislatura: la mediación obligatoria en materia civil y comercial, iniciativa que apunta a descomprimir los juzgados y acelerar la posibilidad de acuerdos extrajudiciales.

“Son avances institucionales que implican cambios culturales y que tienen impacto en la vida cotidiana y concreta de las personas”, continuó Superti, quien destacó el consenso alcanzado entre legisladores del Frente Progresista y del justicialismo: “A pesar de que en la Legislatura no hay una mayoría perteneciente a un mismo signo político, con respecto a las normas relacionadas con la transformación de la Justicia se lograron acuerdos que demuestran que estas cuestiones se han tomado como materias de Estado y con una gran madurez cívica”.

El nuevo sistema transforma la Justicia comunal ya que, entre otras cosas, los nuevos juzgados se verán potenciados al absorber causas que hoy se direccionan al fuero de Circuito. Los cambios tendrán incidencia en todo el fuero civil y comercial. Por otro lado, se aplicará un procedimiento moderno, breve, ágil y oral, que incluirá la mediación. Y se relevará a los jueces comunales de las funciones del Registro Civil, que pasarán a la órbita del Poder Ejecutivo.

“Ésta era una asignatura pendiente en la provincia”, agregó el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos. “Estamos siendo pioneros en acercar la justicia a la gente, ya que además de los Juzgados comunales que se extienden por todo el territorio santafesino se crearán tribunales de este tipo en las principales ciudades de la provincia, los cuales serán localizados en distintos barrios”. Según el texto aprobado el jueves, habrá ocho nuevas sedes judiciales en Rosario y seis en Santa Fe. También se crearán juzgados en tres cabeceras de circuito: Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto.

Comentarios