Economía

Changos vacíos

Supermercados piden el mismo trato que dispensan a Carrefour

Cadenas regionales, mayoristas y supermercados chinos denuncian discriminación. Y piden el mismo trato de la cadena a la que el gobierno de Mauricio Macri le otorgó una reducción del 50% en aportes patronales


Los supermercados regionales agrupados en la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), la Federación (Fasa), la Cámara de Distribuidores Mayoristas (Cadam) y los supermercados chinos, se quejaron del acuerdo al que arribó Carrefour que le permite reducir el 50% de sus aportes patronales y reclamaron un trato igualitario.

En un comunicado titulado “el supermercadismo argentino pide igualdad de trato”, las entidades regionales advierten que “la crisis del sector podría terminar perjudicando en mayor medida a sus socios de todo el país”.

“Las prerrogativas que le fueron otorgadas a la firma francesa exceden lo previsto en un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) normal y que en caso de no otorgarse las mismas facilidades a todas las empresas del sector que lo soliciten, se estaría frente a un tratamiento discriminatorio hacia los supermercados pymes y cadenas regionales de todo el país que enfrentan situaciones críticas de igual o mayor magnitud”, señalaron.

“La totalidad de los socios de CAS y Fasa vienen sobrellevando dificultades a raíz de la caída del consumo y los desmesurados aumentos de costos, pero además deben enfrentar la competencia del comercio ilegal y de grandes cadenas cuyo objetivo es apoderarse de la totalidad del mercado, si les fuera posible”, expresaron.

“Sería muy grave que las ventajas que ha obtenido Carrefour adicionalmente al PPC, como la reducción de aportes patronales, se concedieran discrecionalmente a esa compañía”, indicaron.

En tanto, los mayoristas agrupados en Cadam reaccionaron también ante el acuerdo al que arribó Carrefour y consideraron que la reducción de aportes patronales sería una medida “creativa y positiva” si se le otorgara como incentivo a todas las empresas argentinas.

A su turno, Yolanda Durán, titular de Cedeapsa, una de las cámaras que agrupa a los supermercados chinos, dijo: “No veo bien el acuerdo al que arribaron con Carrefour. Los empresarios tienen rehenes a los trabajadores para negociar con el gobierno. Consiguen 50% de descuento de aportes y pueden despedir gente en cualquier momento. Me parece que está mal. Todos tendríamos que tener ventajas. Ni en su propio país, Francia, la cadena logra descuentos como los conseguidos acá”, se quejó.

Si te gustó esta nota, compartila