Sociedad

De letras

Superar el bullying

Florencia Figueroa vive en La Florida y a través del taller de escritura de la Cooperativa La Cigarra pudo crear un personaje de ficción que la ayuda a sentirse mejor y soñar con un futuro distinto


Ana Stutz / Arte El Ciudadano

Florencia Figueroa*

Mi personaje tiene 19 años, es de piel morena y 1,50 de estatura. Es una buena persona, con sus momentos de locuras y frecuentes ataques de mala onda con la gente, pero como casi siempre se lo merecen, eso no lo hace ser malo. Sufrió mucho bullying en la escuela y en su casa, aunque hoy en día también con sus amigos. Siempre se rieron porque era gordo, siempre le tiraron su autoestima abajo por el simple hecho de ser así. Claro que se consideraba distinto por no tener “buen” cuerpo o porque  como su familia era así iba a ser igual que ellos.

Toda su experiencia en la primaria fue un verdadero calvario, aunque él siempre intentaba sonreir. No le interesó nunca su gordura. A veces le molestaban mucho y cada tanto perdía los estribos con alguien, al punto de terminar a las piñas. Cuando llegó a la secundaria pensó que todo sería distinto y terminó siendo mucho peor. Incluso le llegaron a poner un apodo que siempre lo ponía triste y muchas veces no tenía ni ganas de ir a la escuela o hasta de sentarse a comer, aunque generalmente tenía una actitud positiva.

Buscando una salida decidió cambiarse de escuela para escapar de esa vida de sufrimiento, ya que sabía muy bien que seguir así le traería muchísimos problemas a futuro. Y así fue cuando lo dejaron de gastar, pero cada tanto eso pasa, y sigue demostrando que es feliz, pero ahora lo es en verdad porque ya no siente esa angustia que lo atormentaba. Ve las cosas de otro color y hasta empezó a hacer oídos sordos de lo mucho que un día le dijeron.

Ese personaje soy yo.

*Florencia Figueroa vive en La Florida y a través del taller de escritura de la Cooperativa La Cigarra pudo crear un personaje de ficción que la ayuda a sentirse mejor y soñar con un futuro distinto. Ella es una de las 17 mil jóvenes en situación de vulnerabilidad social de Santa Fe que se capacitan en el programa Nueva Oportunidad. El objetivo es que quienes participan adquieran herramientas de inserción laboral y hábitos de convivencia social.

En los últimos meses periodistas de El Ciudadano enseñan sobre escritura y literatura a 16 jóvenes que llegaron como Florencia desde el Club Reflejos y la vecinal La Florida. Dos veces por semana se animan escribir. Hablan de su barrio y su familia, de aventuras con amigos, recuerdos lindos (y no tantos) de la infancia y muchos temas más que fueron surgiendo luego de ir conociendo distintos autores como Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Abelardo Castillo, Mauricio Rosencof, Osvaldo Soriano o Eduardo Sacheri, entre tantos otros.

Comentarios