Mundo

Su amigo fiel

Sully, el perrito de Bush, hasta el final junto a su amo

A dos días de la muerte del ex presidente de Estados Unidos, se publicó la conmovedora foto del perro que lo acompañó los últimos meses de su vida, acostado junto al ataúd cubierto por una bandera estadounidense


La foto de Sully junto al ataúd de su amo se viralizó en las redes sociales.

A dos días de la muerte del ex presidente de Estados Unidos George Herbert Walker Bush, se publicó la conmovedora foto del perro que lo acompañó los últimos meses de su vida, acostado junto al ataúd cubierto por una bandera estadounidense.

El vocero de Bush, Jim McGrath, publicó la imagen con el mensaje “Misión cumplida”. Más tarde se exhibió también en la cuenta de Instagram de Sully, un perro de servicio raza labrador de dos años, misma que compartió el hijo del ex mandatario George Walker Bush.

“Por más que nuestra familia vaya a extrañar a este perro, nos reconforta saber que llevará la misma alegría a su nuevo hogar”, escribió el también ex presidente de Estados Unidos.

Después de la muerte de su esposa Barbara, el presidente número 41 de la Unión Americana consiguió al perro de servicio hace cinco meses para ayudarle a traer objetos, abrir puertas y pedir auxilio en caso de ser necesario.

Sully fue entrenado por la organización VetDogs de América, dedicada a proveer de estos animales a veteranos, miembros activos y personas con discapacidades, como el fallecido mandatario, quien estaba en silla de ruedas a consecuencia de enfermedades vasculares similares a las condiciones de la enfermedad de Parkinson.

El perro será llevado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, para trabajar con otros perros en un programa para aprender a asistir a personas en terapia física y ocupacional.

Pero todavía falta una misión para Sully: viajar con el ataúd de Bush de Houston, en Texas, a Washington, donde el mandatario tendrá un servicio  funeral. Después volverá a Texas para ser enterrado en la Biblioteca Presidencial  Bush, junto con Barbara Bush y su hija Robin, quien murió a los 3 años en 1953 por leucemia.

 

El mejor amigo

 

Un presidente de Estados Unidos dijo alguna vez que la mejor forma de tener un amigo en Washington es conseguir un perro. Sully, el fiel perro del mandatario número 41 del país, George H.W. Bush, regresó el lunes a la capital con su difunto amo.

Con un arnés con los colores de la bandera estadounidense, el labrador amarillo estaba en la pista de Houston, Texas, para acompañar el ataúd de su amo a bordo del avión presidencial, Air Force One, prestado por Donald Trump.

“Misión Completa”, tuiteó el portavoz de la familia Bush, Jim McGrath, junto a la etiqueta #Recordando41 y una conmovedora foto en que se ve a Sully tumbado frente al ataúd del exmandatario, fallecido el viernes a los 94 años.

Entrenado para asistir a exmilitares, Sully, de dos años, acompaña a Bush desde junio, pocas semanas después de la muerte de la esposa del presidente Barbara, con quien estuvo casado durante 73 años.

El hijo de Bush, y presidente número 43 de Estados Unidos, George W. Bush, divulgó la misma fotografía en Instagram con un mensaje que anunciaba la llegada de Sully al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en Maryland, en las afueras de Washington DC.

“Por mucho que nuestra familia extrañe a este perro, nos reconforta saber que traerá la misma alegría a su nuevo hogar, el Walter Reed, que trajo al (presidente) 41”, escribió Bush hijo. Su mensaje recibió unos 250.000 “Me gusta”.

Sully lleva el nombre del piloto retirado Chesley “Sully” Sullenberger III, que se volvió famoso luego de acuatizar de emergencia un avión de pasajeros en el río Hudson de Nueva York en 2009.

Los historiadores creen que el popular aforismo de Harry S. Truman sobre los amigos en Washington y los perros es probablemente apócrifo (al 33º presidente de Estados Unidos no le gustaban los perros), pero seguramente se habría enamorado de Sully.

El peludo de cuatro patas se ha vuelto una estrella en internet. La propia cuenta de Sully en Instagram describe al perro como “un labrador más amable y gentil”, un juego de palabras con un discurso de Bush en 1988, cuando pidió “una nación más amable y gentil”.

La cuenta, con 123.000 seguidores, contó en tono de broma el tiempo que pasó Sully con Bush en Walkers Point, donde se encuentra el complejo de la familia en Kennebunkport, Maine.

Muestra una fotografía de Sully tendido frente a Bush y el 42º presidente Bill Clinton, que lo derrotó en la carrera presidencial de 1992. Ambos mandatarios entablaron una estrecha amistad.

Bush padre, que padecía una forma de enfermedad de Parkinson que lo postró en una silla de ruedas, recibió a Sully del grupo VetDogs de Estados Unidos, que proporciona perros de servicio a personas con limitaciones físicas o afectados por el trastorno de estrés postraumático.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios