Política

Crisis con ayuda estatal

Sukerman: “Lo que vivimos hoy no es sólo atribuible a la pandemia”

El ministro de Trabajo de la provincia destacó que antes de la llegada del coronavirus se habían perdido 25 mil puestos de trabajo registrados en Santa Fe, aunque consideró que el "desempleo por goteo" de los últimos dos años se agravó con la cuarentena 


“Lo que vivimos hoy no es sólo atribuible a la pandemia. Entre abril de 2019 y abril 2020 se perdieron casi 25 mil puestos de empleo registrado en la provincia de Santa Fe”, así trazó el panorama económico el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la provincia Roberto Sukerman. Habló de un “desempleo por goteo” que se viene dando en el país y en la provincia en los últimos años y que la pandemia empeoró.

Si bien consideró que todavía no se pueden terminar de evaluar los efectos, sí estableció cuáles fueron, en términos generales, los sectores económicos que pudieron seguir funcionando bien, cuáles incluso mejoraron sus rentas y cuáles fueron los más afectados de forma negativa.

Manifestó que los sectores económicos que fueron considerados esenciales desde el inicio de la cuarentena, en marzo, fueron los más beneficiados porque nunca detuvieron su actividad. “A todo lo vinculado al campo le fue bien: se levantó la cosecha, se llegó a puerto, se acopió, se elaboraron alimentos, harinas, aceites. También todo lo vinculado con la cuenca lechera, lo lácteo, la ganadería, los frigoríficos. Todas estas actividades funcionaron perfecto y sin interrupciones. A su vez, la maquinaria agrícola está teniendo muy buenos números de crecimiento porque estuvo muy poco tiempo parada. Tengamos en cuenta que el 60 por ciento de la maquinaria agrícola está en Santa Fe y no se trata sólo de las fábricas sino de todas las industrias que proveen a la maquinaria agrícola y que son realmente muchas, esto mueve mucha actividad económica”.

Por otro lado, indicó cuáles son los sectores más complicados por las restricciones sanitarias y la falta de demanda: la industria textil y de calzado “que ya por cuestiones vinculadas con la importación y falta de poder adquisitivo ya hace varios años que están pasando un mal momento, como mínimo los dos últimos años de Macri y obviamente ahora con la pandemia”.

Así, el ministro hizo la siguiente analogía: “Argentina entra a la pandemia como un paciente de riesgo que se contagia de Covid. Es decir, un país con su economía saneada donde le sobre el PBI anual de ahorro, claro que tiene inconvenientes pero tiene espalda y en la pandemia la pasa de mejor manera. Cuando la pandemia agarra a un país como Argentina en este momento, lo tumba, tiene serias dificultades de salir de esa situación. No es menor, entramos a la pandemia con recesión, con inflación, con tasas de interés impagables, con una deuda externa histórica que todavía sigue sin arreglarse”.

Finalmente insistió con que todavía es un muy pronto hacer una evaluación completa sobre los efectos del parate económico producido por la emergencia sanitaria porque hay sectores que estuvieron detenidos un tiempo y volvieron a reactivarse hace como poco, como la obra pública y privada.

Ayuda del Estado nacional

Sukerman subrayó la importancia de transitar este contexto con un Estado presente: el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

En Santa Fe, aclaró el ministro, 700 mil personas recibieron el IFE y el pago de salarios a través de ATP alcanzó a 200 mil trabajadores, “lo que significa el pago de 20 mil empresas de las casi 50 mil registradas en la provincia. Estamos hablando de 200 mil trabajadores cuando tenemos un poco más de 500 mil trabajadores registrados en el ámbito privado provincial”. “El dinero que transfirió Nación a la provincia en concepto de IFE y ATP son 24.500 millones de pesos, imaginen que hubiese sido sin ese colchón”.

Respecto a las medidas adoptadas por el gobierno provincial, Sukerman habló de los rubros que estuvieron detenidos hasta el 31 de mayo y aquellos que todavía no han podido volver a funcionar: “Para estos sectores se diseñó el Programa de Asistencia Económica de Emergencia que es una herramienta que permite otorgar subsidios de 10 mil a 50 mil pesos. Ya se cumplimentaron 3 pagos a 1554 beneficiarios de los 3000 que cumplimentaron con la documentación requerida para acceder”.

“En esta etapa comienza a efectivizarse la ayuda a las inscripciones que llegaron en la última etapa y de rubros como ser academias de idiomas, talleres culturales y otros servicios de recreación. Entre los rubros destacados se encuentran 340 jardines de infantes, 374 gimnasios, 366 transportes escolares, 197 salones de eventos y 114 complejos de Fútbol 5. En los desembolsos de este miércoles también se sumaron, entre otros rubros, 31 transportes especiales para discapacitados, 38 academias de idiomas, 23 servicios de fotografía para eventos y 17 peloteros”, explicó.

El gobierno provincial instrumentó este programa través del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, que tiene como objetivo brindar recursos a aquellos rubros que no pudieron retomar su actividad durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio y que no pudieron acceder a las distintas herramientas de ayuda que puso a disposición tanto el Estado provincial como nacional.

Comentarios

10