Ciudad

En primera persona

Sueño edificado en el corazón de Echesortu

Un sueño que parecía totalmente inalcanzable se materializó gracias a un convenio que el Sindicato de Prensa, el Sindicato de Televisión y la Asociación Médica, conjuntamente con el gobierno de la provincia, llevaron adelante.


Septiembre vino con nuevos aires: hoy es un día plagado de expectativa y mucha emoción ya que acabo de firmar el boleto de compraventa de mi casa propia. Un sueño que parecía totalmente inalcanzable se materializó gracias a un convenio que el Sindicato de Prensa, el Sindicato de Televisión y la Asociación Médica, conjuntamente con el gobierno de la provincia, llevaron adelante.

Tal vez por ser nieta de inmigrantes el valor de tener un techo propio parecía un mandato irrenunciable, pero en nuestra realidad también era una utopía. Más de 20 años como inquilina, devorada por las leyes del mercado inmobiliario y con los vaivenes de nuestra economía y posibilidades laborales parecía un desatino pensar sólo en la idea.

Ahora, mirando hacia atrás siento que fueron casi 3 años difíciles de transitar, en los que tuvimos que mantener nuestra rutina de alquileres y a la que le sumamos una cuota-espera que por momentos parecía insostenible, pero la meta era inclaudicable. Una oportunidad única e irrenunciable. Había que hacer todos los sacrificios posibles para no abandonar. Hoy es el punto de partida de un camino con una larga hipoteca que se paga con sacrificio, pero también con orgullo y felicidad.

Una casa propia no es sólo una posesión material también es una sensación de libertad, de seguridad y de poder brindar a tu familia un proyecto de futuro ahora tangible. Saber fehacientemente que tu techo no va a caducar al ritmo de los dos años de un contrato de alquiler, sino que por fin podemos ver más allá y pensar en un clavo en la pared sin remordimiento alguno.

Hoy las palabras son de agradecimiento, celebración y autorrealización. La felicidad es total.

Obra pública pensada para los trabajadores

El gobierno santafesino concretó ayer el acto de firma de 82 boletos de compraventa en el que participaron las familias beneficiarias del convenio entre el Sindicato de Prensa Rosario, el Sindicato Argentino de Televisión y la Asociación Médica con el Estado provincial. Los adjudicatarios habitarán los departamentos del nuevo edificio de Crespo 1361 que se inaugurará a fin de este mes.

Durante el acto, que tuvo lugar en el mismo complejo habitacional, el secretario de Hábitat de Santa Fe, Diego Leone, destacó la importancia del acceso a un techo propio. “Como Estado provincial es muy importante brindar la posibilidad a familias de trabajadores de acceder a la primera vivienda”, celebró.

Y resaltó que los adjudicatarios comenzaron a pagar una cuota-espera mientras se ejecutaba la construcción, y luego de la entrega de llaves abonarán un monto mensual hasta completar el valor del departamento con una financiación que alcanza en promedio a 25 años. “La concreción de este complejo habitacional tiene que ver con la firme decisión del gobernador Miguel Lifschitz de dar continuidad a las obras en marcha y seguir apostando a la obra pública como motor de la economía y generadora de empleo”, concluyó Leone.

De los 82 departamentos de la flamante construcción, 33 se destinaron a trabajadores del SPR, 33 a afiliados al Satsaid y 16 a la Mutual de la AMR. El proyecto urbanístico, que requirió una inversión de 256 millones de pesos, también incluyó la ejecución de tres salones comerciales, un salón de usos múltiples y 35 cocheras cubiertas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios