El Hincha, Rugby

Opinión

¡Sudamérica crece! Uruguay y Chile derrotaron sobre el césped a los que votaron por Bill Beaumont

Teros y Cóndores superaron a Estados Unidos y Canadá por la clasificación al próximo Mundial y en la Región Sur se festejó a lo grande. Es que los del Norte en las elecciones de 2021 votaron al candidato de Europa, en contra de los intereses de América. El juego triunfó por sobre el escritorio


Uruguay le ganó la serie eliminatoria a Estados Unidos y sacó pasaje para Francia 2023. Crédito: Prensa WorldRugby.

Para el rugby de Sudamérica no fue un fin de semana más. Hay dos lecturas, por un lado el crecimiento de la región, trabajo que viene siendo sostenido –casi de hormiga, pero que a la larga es el que paga recompensas- con competencias como la Slar.

Y por otro, el que no forma parte de lo que sucede sobre el verde césped, pero que tiene incidencia clara: dos seleccionados que para el resto del mundo son relegados como Uruguay y Chile, derrotaron a los del Norte, que en teoría son superiores, y que tiempo atrás apoyaron al poder europeo por sobre un candidato de su propio continente (Agustín Pichot), que buscaba mejorar justamente ese crecimiento de países como Estados Unidos y Canadá, hoy fuera del Mundial.

La gesta sudamericana comenzó el sábado 2 de octubre, ese día a pesar de haber perdido en sus partidos en condición de visitantes, tanto Uruguay ante Estados Unidos como Chile frente a Canadá, habían demostrado estar no sólo a la altura de las circunstancias, sino tener hambre de gloria. Y ese plus se hizo sentir e ilusionaba. Los resultados fueron derrotas en la ida, pero con diferencias no tan grandes que en las revanchas eran factibles de dar vuelta.

Nadie expresó nada, hubo silencio de radio. Es que la forma en que votaron desde Canadá y Estados Unidos en la elección para presidente de World Rugby hizo que Sudamérica estuviera más unida que nunca. Los canadienses, que tienen como presidente a un irlandés, votaron a pleno por Bill Beaumont, y los norteamericanos dividieron votos, pero en definitiva favorecieron al candidato europeo por sobre Agustín Pichot.

En su cuenta de Twitter, en la que suele hacer posteos periódicamente, Agustín Pichot publicó dos tuits el mismo sábado 9 de octubre, fecha que quedará en la historia del rugby uruguayo y chileno. La primera publicación fue en la previa de los partidos. “¡Hoy todos con los Cóndores y los Teros! Arrrrribaaaaaaa @chilerugby y @RugbyUruguay”, destacó. Y el segundo tuit, ya con el triunfo del seleccionado trasandino y a la espera del resultado en Montevideo, fue aún más festivo: “Vamosssss @chilerugby  qué partido!”.

Imagen
Chile hizo historia al eliminar a Canadá y seguir en camino hacia la Copa del Mundo Francia 2023. Crédito: Prensa World Rugby

Los resultados fueron equivalentes a lo que fueron la sumatoria de los dos partidos. Uruguay confirmó que su crecimiento tiene presente y futuro; mientras que Chile, de la mano del uruguayo Pablo Lemoine, un entrenador que puede sacarle un océano a una piedra, le dio seriedad y orden al juego de los Cóndores, y los jugadores lo ratificaron en estos dos partidos.

Para Los Teros ya hay presencia asegurada, se ganaron el boleto directo a Francia 2023, que será su tercer Mundial consecutivo. Para Chile hay dos chances más: primero enfrentar a Estados Unidos por el boleto. Y si no lo logra ahí, quedaría el repechaje en 2022. Sin importar que suceda en ambas oportunidades, Chile dio un gran paso de cara al futuro, y tiene mucho camino por recorrer.

World Rugby cambió las reglas en cuanto a la forma de la clasificación para Francia 2023 durante la pandemia, un despropósito. Pero una vez más los derechos y el respeto se impusieron dentro de la cancha.

Argentina sabe a la perfección de este tema y hoy el mapa político mundial le hace pagar a Los Pumas por no estar del lado del ‘status quo’ y del poder de turno.

Hoy más que nunca el lema “Sudamérica crece” se hace cada vez más fuerte. ¿Qué lindo sería tener tres seleccionados sudamericanos en el fixture de Francia 2023? Es hermoso patear el tablero y demostrar que los escritorios están para mejorar el juego y no para acumular poder y hacer negocios.

Agustín Pichot y Bill Beaumont, la grieta entre el argentino y el inglés cada día se agranda más. Crédito: Gentileza Prensa World Rugby

Comentarios