Edición Impresa, El Hincha

Sólo faltó el gol

El equipo mendocino sigue en la cima del torneo. El Rojo pegó dos tiros en el palo.

La apertura de la fecha 3 fue a puro gol. Y la clausura fue con un reparto sin tantos, aunque repleto de emociones. Godoy Cruz e Independiente empataron anoche en Mendoza 0-0, resultado que benefició a los de Asad, que siguen en la cima de la tabla de posiciones, ahora junto a Vélez.

De ida y vuelta. Con emociones, pero sin goles. Godoy Cruz e Independiente disputaron un primer tiempo entretenido, con más de una decena de chances de gol en ambos arcos.

El conjunto tombino, que ostentaba ser el único que había ganado los dos partidos jugados, salió decidido a ir en busca del gol. Con Aguirre ganando por la banda derecha y Jairo Castillo como gran referencia, el elenco mendocino buscó, aunque careció de contundencia pese a las falencias defensivas del Rojo.

A su vez, Independiente buscó siempre vía Silvera y Gandín, quienes tuvieron varias oportunidades.

Si los primeros 45 minutos fueron atractivos, ni que hablar de lo que pasó en el complemento.

El Tolo Gallego tiró la carne al asador de entrada con los ingresos de Leandro Gracián y Patricio Rodríguez de entrada nomás por los inexpresivos Busse y Piatti. Mientras que Omar Asad sacó a Jairo Castillo y mandó a la cancha a Federico Higuaín.

El juego fue de área a área, sin escalas. El mediocampo fue zona de tránsito. La más neta fue del Rojo, con un remate picante del Tano Gracián que reventó el travesaño de Nelson Ibáñez. Y como si fuera poco, promediando la etapa Darío Gandín despilfarró un gol increíble cuando su cabezazo, con el arco libre, dio en el poste izquierdo.

Y así se consumió el tiempo, con Independiente buscando y Godoy Cruz defendiendo. Al final, el Tomba hizo negocio y sigue en la cima del campeonato Clausura.

Comentarios