Edición Impresa, Policiales

Solitario ladrón asaltó un instituto de belleza

Entró armado con un cuchillo, y en menos de 5 minutos huyó con casi $ 40 mil.

Un joven “bastante exaltado” irrumpió anteayer a la mañana en una coqueta casona ubicada sobre bulevar Oroño al 500, donde desde hace algunos años funciona un centro de estética y spa, y luego de amenazar con un cuchillo tipo tramontana a dos empleadas y una clienta se alzó con casi 40 mil pesos.

Fuentes policiales indicaron que alrededor de las 9.30 de anteayer un joven tocó el timbre del instituto de belleza Malva, ubicado en Oroño y Uquiza, pero que nadie respondió a la recepcionista. Por eso, la mujer se asomó a la puerta y fue entonces que apareció de repente un muchacho de unos 20 años que la empujó hacia el interior de la clínica, donde la amenazó con un cuchillo tipo tramontina al tiempo que le repetía “dame la plata”, dijeron los voceros.

La mujer le entregó 1.500 pesos que tenía en su billetera, su celular y además otros 3.000 que había en la caja registradora del spa, relataron las fuentes.

Pero el muchacho, que según la recepcionista del instituto estaba “bastante exaltado”, la llevó a uno de los consultorios de masajes adonde se encontraba una clienta con la masajista, y también ellas dos fueron reducidas. La mujer que tomaba los masajes le entregó al ladrón 600 pesos que tenía en su poder, además de su celular. Luego, las tres mujeres fueron encerradas en uno de los baños de la antigua casona.

Pero la parte más jugosa del botín se encontraba en el cajón de un escritorio: eran 37 mil pesos destinados a pagar sueldos, que descansaban en una oficina a la que desconocido accedió, dijeron las fuentes.

El muchacho salió a pie de la clínica, que no cuenta con cámaras de seguridad pero sí con sistema de alarma privada. Unos minutos después, al no escuchar ruidos en el instituto de belleza, las mujeres salieron del baño y avisaron a la Policía.

El lugar es reconocido en la ciudad por la variedad de tratamientos de belleza que brinda para todo tipo de desarreglos corporales: celulitis, estrías, flaccidez o adiposidad. También ofrece depilación láser y tratamientos con puntas de diamantes. Ayer la clínica abrió sus puertas como todos los días, pero sus empleados no quisieron “contar” el mal momento vivido el miércoles.

Los pesquisas presumen que el autor del robo actuó al azar, y que nunca pensó que se iba a encontrar con tan elevado botín.

Comentarios