Edición Impresa, Política

Cielo y pizarra

Soja, entre lluvias y suba del precio

Si bien la abundante caída de agua, el mal estado de los campos y caminos y la amenaza de nuevas precipitaciones complican la actual cosecha de la oleaginosa, los valores internacionales pueden compensar la delicada situación.


La cosecha continuó con dificultades y a contrarreloj, porque hay amenazas de lluvias para los próximos días, a lo que se suma el mal estado de los caminos rurales, reportó la Bolsa de Comercio de Rosario. En tanto, para la Fundación Mediterránea las malas condiciones climáticas afectaron la campaña agrícola 2015-16, demoraron la cosecha y deterioraron el potencial productivo de la soja, pero los precios internacionales de la oleaginosa pueden compensar la situación porque subió un 15 por ciento en las últimas semanas.

“¿Se podrá cosechar? La pregunta pesa, porque todo se retrasó demasiado y no hay mucho tiempo más para las sojas de primera. Es que la próxima tanda de cosecha debe avanzar sobre cuadros alejados de rutas y caminos que se internan en pantanales; sin dudas, una gran limitante”, sostuvieron los técnicos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa rosarina.

En el análisis, destacaron que “a pesar que no hubo lluvias en la semana, la humedad del grano no cede. Esto evitó las pérdidas por desgrane, pero trae aparejado, entre otros problemas, costos de secada”.

Manifestaron que “el tránsito por caminos alternativos, el alargamiento de trayectos y la disminución de la carga en los camiones intensifican los costos de la cosecha”.

“Hasta ahora, se avanzó sobre el 60 por ciento de los lotes de soja de primera”, en la zona núcleo que releva la GEA.

Los especialistas confirmaron bajas promedio cercanas a 10 quintales en el centro-sur de Santa Fe sobre los lotes afectados por el temporal.

La cosecha de soja de primera le hizo frente a las inmensas dificultades de caminos y pisos y los temores de una nueva lluvia obligan a entrar a los lotes pese a todo y la humedad del grano está lejos de lo óptimo.

“De hecho, se está cosechando con humedades de grano que van del 15 al 17 por ciento (o más)”, indicaron los especialistas.

Sólo “tomando los cuadros afectados por el temporal y cosechados hasta el momento (esto deja fuera los lotes que se habían cosechado antes del temporal), el rinde promedio arroja 3.450 kilos por hectárea en la región núcleo, es decir casi 500 kilos menos que lo obtenido antes del temporal”, añadieron.

La zona más golpeada por el evento meteorológico, el centro-sur de Santa Fe, arrojó rindes de 3.300 kilos por hectárea. Allí, la caída es de hasta 1.000 kilos por hectárea respecto de lo cosechado antes de abril.

En tanto, comenzó la cosecha de las sojas más tardías y el panorama no es tan grave como en los cuadros tempranos, ya que la caída en el rinde relevada es de un quintal (2.900 kilos por hectárea) y es de mejor calidad, mientras que se consiguió avanzar en el 25 por ciento del área sembrada en la zona núcleo.

El precio empuja

Desde la Fundación Mediterránea explicaron que el cultivo más comprometido por el exceso de lluvias ha sido la soja, en particular aquella que se siembra de manera temprana y las regiones más golpeadas incluyen a las provincias de Santa Fe y Entre Ríos casi en su totalidad, el norte de Buenos Aires y el centro-este de Córdoba.

El Ministerio de Agroindustria proyecta una producción de 57,6 millones de toneladas en su informe mensual del 21 de abril (60,9 millones en el de marzo) y un área perdida de 1,2 millones de hectáreas. La Bolsa de Cereales de Rosario mantiene el ciclo en 59 millones de toneladas, aunque se descuenta que ajustará a la baja el número en próximos días.

La importante suba de precios internacionales de los commodities agropecuarios tal vez alcance a compensar las pérdidas de la actual campaña de granos gruesos, según los especialistas de la Fundación Mediterránea Juan Manuel Garzón y Francisco Bullano.

En el último mes, el precio de la soja, al igual que el valor del principal derivado de la oleaginosa, la harina de soja, ha registrado un importante aumento en el mercado mundial.

El poroto ha pasado de un valor promedio de 333 dólares la tonelada en el primer trimestre a cotizar a 385 dólares en la última semana de abril y primeros días de mayo, con un aumento del 15 por ciento.

Pérdidas millonarias

Las inundaciones que se registraron en las últimas semanas provocaron fuertes pérdidas en las áreas productivas de Santa Fe y Córdoba, dos provincias de esencial importancia en la sector agropecuario nacional.

En tanto, las inundaciones provocadas por las lluvias en los últimos meses hicieron que, de las 13,6 millones de hectáreas de superficie de la provincia de Santa Fe, más de la mitad esté bajo agua, y las pérdidas económicas calculadas hasta el momento en agricultura, lechería, ganadería bovina y otras economías regionales se ubiquen por encima de los 2.700 millones de dólares.

Hay 2,8 millones de hectáreas anegadas, correspondientes a 9 de los 19 departamentos de la provincia de Santa Fe, y los perjuicios económicos serán millonarios para el sector agropecuario.

Comentarios