Edición Impresa, Espectáculos

Exposición

Soda Stereo, a través de los ojos de un “observador invisible”

El fotógrafo Caito Lorenzo, que acompañó a la banda hace tres décadas, desempolva su archivo y comparte sus tesoros.


Desde el viernes último puede visitarse en el Espacio Sép7imo Día ubicado especialmente en el Patio Interno del Alto Rosario Shopping la muestra denominada Signos + Caito Lorenzo / Polaroid Art, una exhibición audiovisual a cargo del fotógrafo Caito Lorenzo que expresa un recorte personal sobre la intimidad de la emblemática y ya legendaria banda argentina Soda Stereo.

La muestra, auspiciada por la compañía San Cristóbal Seguros, llegó a Rosario como parte de la promoción y antesala del esperado espectáculo de la compañía canadiense Cirque du Soleil titulado Sep7imo Día – No Descansaré que se estrenará en 2017 en Buenos Aires y luego viajará por el mundo.

La muestra, que estará abierta a los rosarinos hasta el jueves, con entrada libre y gratuita, está basada en un eje que corta transversalmente el emblemático disco Signos (1986) y en donde el fotógrafo Caito Lorenzo comparte sus tesoros más preciados: un minucioso archivo que conserva en múltiples plataformas, como fotos inéditas de la grabación y presentación del disco en el recordado programa de tevé Badía & Cía, un editado de los films y videos experimentales usados en los shows de la banda vinculados a esa placa, y polaroids excelentemente conservados que componen la portada.

“Ellos en ningún momento perciben mi cámara; las fotos muestran la intimidad de la grabación. La cámara flota y nadie la advierte, es como una mosca que está mirando”, refirió Caito Lorenzo en diálogo con El Ciudadano durante la apertura de la muestra. Y remarcó que esa aproximación personal con los integrantes de la banda se logró “por la confianza que nos teníamos; hay muchas fotos de Soda pero no todas tienen esta mirada tranquila, como de un observador invisible”.

“En las tomas fotográficas no hay alteración, la cámara no cambia la escena. Eso pasa tanto en las imágenes de estudio, que son muy intimistas, como durante la primera presentación del disco. Ellos están totalmente relajados como quien mira al amigo”, agregó en este sentido el fotógrafo sobre el material inédito que presenta en esta exposición.

En los treinta metros cuadrados que ocupa el salón de exposición, resaltan un conjunto de polaroids perfectamente conservadas por su autor. “Fue un trabajo bastante particular el que hice desde el 83 hasta el 87 en ese formato. La polaroid se deteriora muy fácil pero las conservé muy bien y se puede ver cómo están”.

Consultado por la autocuraduría que desarrolló para montar esta muestra que ya se presentó en Buenos Aires y sólo salió de allí para visitar Rosario, Lorenzo contó que le costó mucho por la dimensión del material pero, opinó, “seleccioné lo más representativo”.

Caito Lorenzo es fotógrafo, diseñador, realizador y productor de contenidos de televisión. Dirigió videoclips y realizó varias de las puestas de Soda Stereo en estadios y teatros. Además, es un incansable buceador en la historia de la banda de la que guarda, como confió, muchísimo material inédito: “Tengo en mi poder el material de grabación de las propias cámaras personales de Zeta, Charly y Gustavo, lo sigo conservando y esa es la única manera de que no se pierdan en el tiempo”, refirió.

Cuando Lorenzo disparó esas fotografías que hoy parecen antiguas, el tiempo quedó detenido para siempre. Pero también siguió pasando. Allí la banda tenía y definía un futuro infinito; hoy lo que resta no depende de ella misma y su futuro se sigue escribiendo pero a través de terceras voces; transitando un porvenir que ya es histórico y la convirtió en mito.

“Si te hablo de mi experiencia, estas imágenes tienen 30 años, pero para mí, sinceramente, en mi temporalidad, pasaron no más de cuatro años. No lo siento tan lejano hasta que pienso que son 30 de la tapa, y casi 35 años de las polaroids. Claramente, es mucho tiempo en la vida de una persona. Te podría contar miles de detalles sobre cómo fue vivir con ellos porque siempre los tengo presentes y cercanos”, confió Lorenzo.

Las fotos retratan climas intimistas sin que la cámara tenga el peso de su presencia, sin invadir ni alterar lo mágico de las situaciones. “(Gustavo) Cerati fue un tipo que alimentó mucho mi trabajo. En cada viaje me traía ideas, objetos extraños, y yo con eso experimenté mucho. Signos está hecho en base a este experimento con polaroids pero también con Alfredo Lois quien, definitivamente, fue el cuarto Soda”.

Lois fue director de cine, encargado de las presentaciones visuales y la realización de los videos de Soda Stereo. Fue un pionero en la realización de videoclips y aún se recuerdan los trabajos sobre “Cuando pase el temblor” (1986) y “En la ciudad de la furia” (1989), por los que recibió importantes distinciones internacionales.

Universo visual

El espacio cuenta con un editado de films y videos usados en los shows vinculados al disco Signos que incluye temas como “El Rito”, “Prófugos”, “No existes”, “Persiana americana” y “Final caja negra”. “Hay pensada una muestra más amplia”, confió Lorenzo quien no descartó la creación de un museo dedicado a la banda: “A veces lo imagino porque con la cosas que hay me alcanza”, dijo. Y destacó: “Tengo guardadas fotos de cuando se hizo el clip «De música ligera». Estas fotos que se ven ahora y son inéditas son parte de una digitalización del material original que hice a lo largo de tres intensos años de trabajo”, concluyó.

Comentarios