Ciudad

Sobre llovido, aumentado: los combustibles volvieron a subir en los surtidores, un 7% promedio

El incremento es mayor en territorio porteño que en el resto del país, para compensar diferencias. YPF ya puso su Infinia a más de 100 pesos. La Súper de la estatal pasó a 87,6 y el Diesel 500, a 79,6 pesos. ratificaron que habrá más modificaciones de acá a tres meses


Foto: Twitter Rodrigo Miró

Sorpresa, o no tanto, en la madrugada de este martes: los precios de los combustibles en los surtidores de Rosario, como en el resto del país, aumentaron un 7% promedio. En la ciudad, la primera en mostrar las pizarras con los nuevos precios fue la estatal YPF, cuya marca Infinia pasó la barrera de los 100 pesos. La Súper de la misma compañía ya está a 87,6 pesos el litro.

YPF retocó los valores de su Diesel 500 a 79,6 pesos, y el de la Infinia Diesel a 93,1.

Los aumentos fueron dispares en el territorio nacional, parte de una política nacional para ir reduciendo las diferencias, aunque hacia arriba. El promedio de suba es del 7 por ciento, pero en la Ciudad de Buenos Aires llegó al 7,9% y en el resto de las provincias va de 6,5 a 6,9 por ciento.

Los aumentos no se detendrán. YPF ya adelantó que de acá a tres meses tiene prevista una suba total de 15 por ciento, sin contar los impuestos que gravan los combustibles y también se modifican al alza. La firma estatal, que acumula el 60 por ciento del mercado minorista, argumentó que los incrementos responden a su plan de inversiones. Desde la firma explicaron que del acumulado de 35 por ciento de aumento en los combustibles desde agosto pasado, menos de la mitad, el 14 por ciento, fue para apuntalar el margen de ganancias, y que el resto fue traslado de modificación de gravámenes que inciden en el valor de surtidor.

La anterior modificación en los precios de las naftas y gasoil fue a mediados de febrero, con un alza promedio de 1,2 por ciento en el país.

Los incrementos de este martes estaban anunciados, y hubo una confusión y marcha atrás hace unos días. El viernes pasado, se actualizaron dos gravámenes sobre los combustibles: el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que se modifican automáticamente cada tres meses al compás de la inflación.

 

Comentarios