Policiales

Muerte de Fiorella Velázquez

Siniestro de tránsito: tres años de cárcel

El conductor de un auto que embistió a otro, causó la muerte de una niña y huyó recibió condena en juicio abreviado.


Fiorella tenía 8 años y murió tras un violento accidente de tránsito. En agosto de 2017 su hermano mayor la llevaba, junto a sus otros hermanitos, al colegio en un Chevrolet Corsa cuando fue embestido por otro en la zona sur. El impacto fue tan fuerte que el Corsa volcó y la niña falleció camino al hospital. El conductor del otro auto se dio a la fuga sin prestar auxilio a las víctimas y se dirigió a su trabajo. Poco después fue detenido en el supermercado dónde era encargado e imputado por el delito de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo con motor y por darse a la fuga sin socorrer a la víctima. Este viernes, la Fiscalía y la defensa del hombre acordaron un procedimiento abreviado que fue homologado por el juez Héctor Núñez Cartelle. El magistrado lo condenó a 3 años de prisión y 8 años de inhabilitación para conducir.

Fiorela, junto a sus hermanos asistían a la escuela Nº 1.172, ubicada en presidente Roca al 5800. La niña cursaba el tercer grado y la mañana del 18 de agosto de 2017, su hermano mayor Agustín, entonces  de 19 años, los llevaba al colegio en un Chevrolet Corsa de la familia. Al llegar a la intersección de Italia y Brandoni el auto fue violentamente embestido por un Chevrolet Agile conducido por Pablo Aníbal López, de 33 años.

Por el fuerte impacto el Corsa dio varios tumbos y las cuatro ruedas del auto quedaron mirando al cielo. Dentro del habitáculo, Fiorella se llevó la peor parte. Otro conductor que pasó por el lugar, frenó para auxiliarlos y subió a la niña en su auto para llevarla al Hospital Roque Sáenz Peña, pero las heridas tuvieron tal gravedad que la pequeña llegó muerta. Por su parte el conductor del Agile se dio a la fuga. Algunas cámaras de seguridad tomaron al vehículo transitando normalmente por las calles de la zona sur tras el impacto.

Pablo López se dirigió a su trabajo en un supermercado de la zona y dejó estacionado el auto a una cuadra del lugar. Algunas horas después la Policía logró ubicarlo y lo detuvo. También encontró el auto en Laprida al 3600.  El fiscal Walter Jurado, a cargo del caso, imputó al hombre de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo con motor y por darse a la fuga sin socorrer a la víctima.

Este viernes Jurado y el defensor Marcelo Argenti presentaron en audiencia oral, ante el juez Héctor Núñez Cartelle, un procedimiento abreviado. Acordaron fijar una pena de 3 años de prisión efectiva –con el cumplimiento de 8 meses de prisión el condenado puede pedir la libertad condicional– y 8 años de inhabilitación especial para conducir automotores. Finalizada la exposición de la partes el juez admitió y homologó el acuerdo que condenó a Pablo López por homicidio culposo.

Si te gustó esta nota, compartila