Coronavirus, Política

Respetar protocolos

Gremio de Trabajadores Judiciales salió al cruce del presidente del Colegio de Abogados de Rosario

Carlos Ensinck apuntó a funcionarios y trabajadores del Poder Judicial de poner trabas para la reapertura de Tribunales. “Todos los fueros están trabajando, a lo que nos oponemos es que vuelva como si nada la actividad total en un edificio por donde pasan 5 mil personas por día", dijo Jorge Perlo

Foto: Franco Trovato Fuoco

El Sindicato de Trabajadores Judiciales de Rosario salió al cruce de las declaraciones realizadas por el titular del Colegio de Abogados de la 2° Circunscripción, Carlos Ensinck, que los acusó públicamente de poner trabas junto con la Corte Suprema de Santa Fe para evitar la reapertura de las actividades en los Tribunales provinciales. “Nosotros nos opusimos a que la gente concurra como si nada al edificio público al que más gente concurre en toda la provincia, por donde pasan entre 5 y 6 mil personas por día. Estamos en una situación en la que no podemos hacer eso, pero el Poder Judicial está funcionando”, dijo a El Ciudadano Jorge Perlo, secretario general del gremio a nivel local y secretario adjunto de la Federación Nacional, quien detalló que el edificio de justicia local comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio con guardias mínimas y fue haciendo una reapertura gradual. “Hoy todos los fueros están funcionando siguiendo los protocolos sanitarios que ordenan el presidente y el gobernador”, remarcó.

El repudio a las acusaciones públicas de Ensinck quedaron asentadas en un comunicado que el Sindicato de Trabajadores Judiciales puso a circular respondiendo a los agravios. “El Poder Judicial enfrentó y enfrenta de la mejor manera posible el desarrollo de las actividades jurisdiccionales, cuidando al mismo tiempo el respeto a la ciudadanía y a sus derechos,  entre los más importantes el derecho a la salud pública y a la vida, tanto de los integrantes del Poder Judicial, como de aquellos que concurren a diario a los tribunales, en particular de los profesionales del foro”, reza el escrito, que aclara: “este proceso por parte del Poder Judicial tuvo marchas y revisiones permanentes, resultado del cual sus logros son mayores a sus defectos, pues el ciudadano santafesino de modo alguno vio menoscabado su derecho y muy por el contrario a lo largo y ancho de la provincia, con la celeridad del caso, fue atendido por jueces, funcionarios y empleados que dieron curso a sus peticiones, lográndose así un pleno equilibrio entre el cuidado de la salud pública y el acceso a la Justicia”.

“Lamentablemente aparecen voces disidentes que arrogándose la representación de la ciudadanía, descalifican y menosprecian al Poder Judicial, cuando magistrados, funcionarios y empleados han puesto lo mejor para cumplir con sus obligaciones y han estado a disposición de la Corte Suprema de Justicia para efectuar su labor”.

Esta semana, un grupo de abogados autoconvocados emitieron una carta abierta a través de la cual denunciaron públicamente al Poder Judicial de Santa Fe de ir en contra de las garantías de los ciudadanos. “Hoy nos preocupa el cierre total de la Justicia, pero la realidad es que nos quita el sueño lo que sucede diariamente en su ámbito”, expresaron.

Ensinck, titular del Colegio de Abogados de Rosario, dijo que la Justicia funciona gracias a los abogados. “Al presidente de la Corte le pagamos 1 millón de pesos por mes de salario. El servicio de justicia hoy es comparable con una ferretería”, expresó, y consideró que el presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, tiene que renunciar.

Perlo, dijo al respecto: “Desde este sindicato siempre fuimos terminantes respecto de la aglomeración de gente y del protocolo sanitario para evitar los contagios: respetar las distancias, el uso de barbijos, los protocolos de limpieza con alcohol y lavandina”.

“Al principio del aislamiento, de acuerdo con los decretos del presidente y del gobernador de Santa Fe, se armó una guardia mínima para cuidarnos entre todos. Si no lo hacíamos, la cuarentena no servía de nada. Para evitar los contagios hubo que no permitir que los juzgados se llenaran de gente. Con el tiempo empezaron a trabajar todos los juzgados, no todos los empleados porque hay que seguir con los protocolos, van rotando, pero siguen trabajando. De hecho, están funcionando los fueros: Civil, Laboral, Contencioso Administrativo, Familia, Colegiado Extracontractual”, detalló el gremialista.

“Y, además, hay que aclarar una cuestión: hasta ahora las profesiones liberales tampoco tenían permiso para circular por la calle: mandan los escritos al juzgado de turno y ese juzgado luego los envía a los juzgados que corresponden. El Colegio de Abogados de Rosario fue parte de estas discusiones que ahora dicen desconocer y agreden a los trabajadores, tratándonos despectivamente de asalariados”, expresó Perlo.

“Yo no quiero mantener una discusión pública con este señor, pero quiero aclarar la situación porque la gente escuchó por distintos medios una cosa que no es. Nosotros nunca mentimos ni agravamos a nadie”, concluyó.

 

Comentarios