Ciudad

Ajuste que deja a pie

Sin subsidios nacionales, en un año se caen los colectivos

El concejal Eduardo Toniolli sintetizó el colapso del sistema público de transporte en la reunión de los ediles con la intendenta Mónica Fein para analizar la emergencia social. El municipio dejará de recibir $1.250 millones en enero y el boleto debería aumentar a $30


El gobierno nacional ratificó en su proyecto de Presupuesto 2019 que a partir del 1o de enero su voluntad es quitar los subsidios al transporte público de pasajeros a provincias y municipios. La consecuencia de este ítem del ajuste fiscal fue uno de los temas abordados este miércoles durante la reunión que mantuvieron concejales y la intendenta Mónica Fein para analizar la emergencia social, votada por el Palacio Vasallo. Eduardo Toniolli, presidente del bloque Partido Justicialista, sintetizó el dramático futuro del sistema en el corto plazo con este escenario: si la Municipalidad deja de percibir los 1.250 millones de pesos de las arcas federales que cubren parte de los costos del servicio, el boleto en Rosario pasaría a costar alrededor de 30 pesos, con lo cual la mayoría de los usuarios dejaría de subirse a los colectivos y el esquema de movilidad se volvería insostenible.

En algo menos de dos meses, las arcas locales dejarán de recibir alrededor de 1.250 millones de pesos. Los referentes de Cambiemos plantearon que esos fondos salgan ahora de la provincia, ante lo cual el gobernador Miguel Lifschitz contestó: “Son gastos que no están previstos, que no están presupuestados y que no son responsabilidad de la provincia, salvo lo que se refiere al transporte interurbano”. El cuello de botella está cerca: esos subsidios cubren casi la mitad de los costos del boleto y, sin ellos, todos coinciden en que el valor del viaje podría aumentar un 80 por ciento.

“Entre 2015 a 2017, se perdió el 15 por ciento de los pasajeros (del transporte colectivo) debido a la caída de la actividad económica. Si el boleto sube a 30 pesos, se cae ya el mismo sistema, porque disminuyen las frecuencias, se retiran los colectivos a la noche y no se renuevan las unidades. En menos de un año, cae a la mitad la cantidad de pasajeros y el servicio se hace inviable”, argumentó el  concejal Toniolli.

“Todos los concejales deberíamos encadenarnos frente al Ministerio de Transporte (de la Nación), hasta que (su titular) Guillermo Dietrich de una respuesta”, agregó el concejal ante la consulta de El Ciudadano. El edil descreyó de las escuetas expectativas del gobierno nacional respecto a una recuperación de la actividad económica para el año próximo y, aún en ese caso, dijo, “tampoco es viable un boleto que sufra un incremento tan abrupto en un corto plazo”.

Emergencia Social

Durante el encuentro entre los concejales y la intendenta se intercambiaron opiniones sobre la situación económica y la de seguridad. “Fundamentalmente, vamos a fortalecer las áreas de alimentación, de atención a la salud sobre todo a niños entre 0 y 12 años. También vamos a seguir generando Nueva Oportunidad, donde ya tenemos 7.000 jóvenes. Invertimos 470 millones en el Plan Abre y más de 100 millones en el Nueva Oportunidad. Vamos a continuar fortaleciendo el camino de los emprendedores y las cooperativas, donde se han generado más de 20.000 puestos de trabajo”, resumió Fein. resaltó el esfuerzo del Ejecutivo local para reducir los efectos de la debacle económica nacional en el territorio: “Vamos a fortalecer y mejorar todo lo que estamos haciendo, y seguir invirtiendo recursos para que la demanda social, que es mucha, pueda tener, a partir de una coordinación entre el municipio, la provincia y la Nación una respuesta en la ciudad”.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios