El Hincha

Newell's

Sin pretemporada no rinden

Los futbolistas que arrancaron tarde la preparación tuvieron un torneo muy flojo. Además del rendimiento opaco, muchos sufrieron lesiones o les costó adaptarse


Alfio Oviedo sufrió un desgarro y estará entre tres y cuatro semanas afuera.

En un fútbol tan competitivo, donde la falta de jerarquía muchas veces se equipara con lo físico, la llegada tardía de los refuerzos para hacer la pretemporada puede ser un problema. Y Newell’s este semestre lo sufrió en carne propia.
Con poca billetera y un control judicial muy estricto, la dirigencia apeló a lo que pudo para traer los refuerzos que Omar De Felippe solicitó, pero la gran mayoría de estos futbolistas llegó sobre el inicio del torneo, lo que terminó siendo un problema.

A excepción de Mariano Bíttolo y Alan Aguerre, el resto de los refuerzos no rindió. Y la excusa perfecta para ese flojo transitar por el torneo fue la falta de preparación física y táctica. A ellos hay que sumarle a Luis Leal, uno que se lesionó durante la pretemporada y también sintió los efectos de su ausencia en la preparación previa a la Superliga.

Leal tuvo un semestre flojo. Apenas anotó un gol por Copa Argentina y otro por el torneo local. Y acumula 8 partidos sin poder convertir. El portugués se lesionó en el primer amistoso de pretemporada ante Liverpool de Uruguay, y recién volvió a jugar en el partido de Copa Argentina ante Cadu. Y esa ausencia de gran parte de la pretemporada es una de las razones que desde adentro se esgrimen para justificar su bajo rendimiento.

Y no fue todo. En medio del torneo el delantero portugués sufrió un desgarro que lo tuvo tres semanas inactivos. Beneficiado por la Fecha Fifa y el partido suspendido ante Estudiantes, Leal apenas faltó dos partidos (Lanús y Colón).
El otro problema fue la llegada tardía de los refuerzos. Alfio Oviedo, Teodoro Paredes e Iván Piris llegaron juntos desde Paraguay, una semana antes del choque ante Cadu por Copa Argentina y sin tener en el medio pretemporada ni amistosos previos.

Piris debutó con Vélez casi de incógnito. Incluso se escondió su presencia sin ponerlo en lista de concentrados. Pero desde ese primer partido quedó claro que la falta de pretemporada le iba a jugar en contra. El lateral, varias veces convocado a la selección paraguaya, no pudo levantar nunca su nivel físico y futbolístico y perdió su lugar como titular en manos de Facundo Nadalín, quien se había desgarrado en la pretemporada, aunque tuvo tiempo para ponerse en forma al no jugar en primera.

Con Teodoro Paredes fue más claro el tema. Debutó ante Vélez en la primera fecha y tras jugar en la segunda ante Independiente se desgarró. Su nivel futbolístico era muy bueno, pero el físico le jugó en contra. Y recién pudo regresar en la previa del Clásico.

Lo de Alfio Oviedo merece otro análisis. El delantero venía con competencia, ya que en Paraguay se estaba jugando el torneo, pero le costó “adaptarse”, según comentaba el cuerpo técnico.

En el medio sufrió un castigo de cuatro partidos por no querer jugar en reserva, lo que permitió una mejor puesta a punto desde lo físico. Oviedo empezó a reclamar más minutos en cancha y cuando le tocó ser titular ante Argentinos anotó.

Y justo ahora que De Felippe parecía convencido de darle titularidad en los últimos tres partidos, se desgarró. Chau Superliga por este año. Otro que pagó caro no hacer la pretemporada.

Hay más, obvio. Mauro Formica dejó de lado mucho dinero para volver al Parque. Pero su llegada coincidió con el inicio del torneo, lo que provocó que el cuerpo técnico le hiciera hacer un trabajo especial, aunque apenas de una semana.

El Gato tuvo unos minutos en la segunda fecha ante Independiente, y a partir de allí alternó titularidad y suplencia porque De Felippe siempre tuvo miedo de lesionarlo.

Lo bueno para Formica es que no se lesionó, aunque en cada partido queda claro que no está en plenitud física y eso repercute en su juego.

Otro que podría sumarse a la lista es Joaquín Torres, que también se perdió parte de la pretemporada por un desgarro que sufrió ante Central Córdoba en partido por Copa Santa Fe en medio de la pretemporada.

El volante zurdo no tuvo mucha titularidad durante el año, pero jugar con un campo mojado ante Argentinos y entrar tres días después en el Clásico volvió a provocar un desgarro.

Tampoco se puede obviar la situación de Leandro Grimi y Francisco Fidryszewski, ambos estuvieron muchos meses inactivos por lesiones ligamentarias graves y lo pagaron en este semestre.

Grimi llegó antes del inicio de la pretemporada. Y el cuerpo técnico lo fue llevando de a poco ya que arrastraba 9 meses sin jugar oficialmente. Pero jugó de titular por Copa Santa Fe ante Unión y todo se terminó. “Creo que un error fue haber puesto titulares en esos partidos de Copa Santa Fe en medio de la preparación”, reconoció más tarde De Felippe.

Grimi se desgarró, y luego comenzó a sufrir problemas en la rodilla operada el año pasado, lo que obligó a una nueva intervención quirúrgica en Capital Federal.

Lo de Fidryzewski tiene otro contexto. De Felippe sabía que no podía contar con él demasiado, ya que recién en agosto tuvo el alta de la operación de rotura de ligamentos.

Jugó algunos minutos en reserva, con descansos de una semana para no forzar su condición física. Y tuvo la chance de debutar en la red al ingresar un rato en el cotejo ante Argentinos.

Pero ese cuidado que tuvo el cuerpo técnico en lo muscular no evitó que sufriera un esguince la semana pasada y no pudiera estar como alternativa ante Defensa.

Las únicas excepciones de jugadores que no hicieron pretemporada y no afectaron su rendimiento físico ni futbolístico son Bíttolo y Aguerre, aunque este último tiene más lógica por ser arquero.

Bíttolo llegó apenas unos días antes que los paraguayos, y tuvo sus primeros minutos ante Cadu donde anotó. Y en la tercera fecha ante Godoy Cruz consiguió titularidad y no dejó más el equipo, con altos rendimientos futbolísticos y ningún problema físico.

 

Oviedo out, sigue Leal

Alfio Oviedo sufrió un desgarro en el recto de le pierna izquierda y estará de tres a cuatro semanas afuera de las canchas. Y con sólo tres partidos por disputarse antes del receso, es lógico pensar que ya no jugará por este año.

Con esta situación, De Felippe mantendrá a Luis Leal como delantero en el cotejo del domingo 25 ante Aldosivi en Mar del Plata. El otro delantero posible es Francisco Fidryszewski, pero sufrió un esguince hace una semana y difícilmente esté disponible para viajar a La Feliz.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios