Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Sin límites para imaginar

Por Guillermo Buelga.- El multipremiado infógrafo catalán Jaime Serra presenta hoy en Rosario sus “Paradojas dominicales”. En esta entrevista reflexiona sobre su profesión y los desafíos para sostener la calidad periodística.


“¿Qué límites deben tener las infografías? Ninguno, mientras la imaginación no atente contra el rigor periodístico y la lectura sencilla de la información. ¿Qué clase de amistad podemos entablar con la tecnología? Una amistad intensa pero controlada, para evitar que el confort que nos ofrece atente contra nuestra creatividad. ¿Es posible ir más allá de lo que hemos ido hasta ahora? Con imaginación y los ojos bien abiertos, todo es posible”. Estas afirmaciones pertenecen al reconocido infografista y artista multidisciplinario catalán Jaime Serra, que estará hoy en la ciudad en el marco de las jornadas “Hacer diseño hoy!”.

Serra se desempeña desde 2007 como columnista y director de Infografía e Ilustración del periódico español La Vanguardia. Su actual trabajo periodístico experimenta con los límites de la comunicación utilizando todas las herramientas de la profesión (fotografía, texto, diseño e infografía) en una inclasificable columna de opinión semanal sin precedentes ni referentes en otros medios. Su trabajo artístico utiliza los métodos y el lenguaje científico de la infografía de masas para tratar temáticas pertenecientes o relativas al sujeto, en oposición al mundo externo. Ha sido reconocido hace pocas semanas por la Sociedad para el Nuevo Diseño (SND-E) como el infografista más influyente del mundo en las últimas dos décadas. Con 25 años de profesión, también trabajó para El Periódico de Cataluña, Grupo Vocento, Tele 5, El Mundo Deportivo (España); Clarín, La Nación, La Voz del Interior y Olé (Argentina), entre otros.

Horas antes de su presentación en la ciudad, Serra accedió a un interesante ida y vuelta con El Ciudadano.

—Ante el avance de los medios digitales y las diferentes formas y medios de comunicación, ¿cómo ves el presente y el futuro de la infografía en la prensa escrita?

—El uso de la infografía ha aumentado enormemente en los últimos 25 años, pero es una herramienta que el periodismo utiliza casi desde sus inicios, si miramos las hemerotecas encontraremos ejemplos anteriores al 1700. Mientras haya periodismo la infografía tendrá un lugar. Pero la pregunta hoy es más grave, no se trata del futuro de la infografía, sino del propio periodismo. La situación presente es preocupante y el problema no son los nuevos soportes, los avances tecnológicos nunca han sido un problema, más bien todo lo contrario. Para mí, el principal problema es que la mayoría de medios está supeditando el buen periodismo a las finanzas y de este modo no se puede hacer buen periodismo. Se puede hacer buen dinero con el periodismo como fin, pero a la inversa no funciona y sospecho que todas las estrategias de marketing terminarán engullendo la profesión. Todavía hay una pregunta más preocupante, y no quisiera ser alarmante: ¿qué tipo de sociedad tendremos en el futuro sin nadie que cumpla el papel que tradicionalmente desempeñaban los medios?

—Por sus últimos gráficos en La Vanguardia parece ser que todo se puede convertir en una infografía o se puede graficar. ¿Lo es?

—Todo puede ser susceptible de ser presentado mediante gráficos, otra cuestión es qué interés periodístico pueda tener. Algunos temas, presentados de forma visual tienen más aristas que un texto, trazan una realidad poliédrica, más compleja, más real que los textos y esto, sospecho, que es menos interesante para la mayoría de medios actuales.

—Trabajó siempre en grandes redacciones. Ahora, ¿cómo establecer o armar un departamento de infografía en un medio con presupuestos más acotados?

—La respuesta no es sencilla, pero te diré algunas cosas. No siempre he trabajado en los medios con grandes posibilidades, lo que es cierto es que he trabajado con medios que creían en lo que hacía. Sin la convicción de la dirección del diario es casi imposible instalar una buena rutina de trabajo para que incluya la infografía. Otra cuestión importante para un infografista es no olvidarse de que para hacer un buen grafico sólo es necesario un buen infografista.

—Es reconocido por repensar cada gráfico una y mil veces, de darle una vuelta de tuerca a la información para generar, incluso, opiniones encontradas. ¿Cuál es el límite de esa vuelta de tuerca?

—Si ‘darle una vuelta de tuerca’ supone reflexionar uno mismo y hacer reflexionar a los lectores sobre determinada información, entiendo que no debe haber límite.

—¿Cómo es el proceso mental para pensar un gráfico y disponerlos para generar un golpe visual (NdR: Serra publicó una serie de gráficos que había que ponerlo a trasluz para generar una comparación entre ellos)?

—El proceso de creación de un gráfico tiene unos pasos lógicos en los que todos los profesionales coinciden: investigación de la noticia, edición y planteo de la información, realización de las gráficas e ilustraciones si las incluye, edición final de textos e imágenes. Con este proceso un buen profesional consigue un buen trabajo. Todo lo que se añada a esto son excepciones que provienen de la creatividad, es decir no hay una pauta de trabajo.

Comentarios