El Hincha, Rosario Central, Últimas

Fútbol

Sin enganche y muy vertical: el Central del Kily González formaría 4-3-3

Si bien aún mucha incertidumbre sobre cuándo volverá a moverse la pelota en nuestro país, el entrenador canalla viene trabajando desde hace varias semanas con este esquema de juego, al que todavía le falta elegir todos sus intérpretes


No se sabe cuándo volverá el fútbol argentino. Tampoco se conoce si será este año. Pero la probabilidad de que la pelota vuelva a moverse el mes que viene sigue estando vigente. Y en medio de este clima de incertidumbre absoluta, los equipos de a poco van dejando atrás la readaptación física y comienzan a trabajar en la parte táctica. Central no es la excepción y el cuerpo técnico que lidera Cristian González ya empezó a darle forma a una primera idea de juego que tiene el entrenador.

Cómo se puede, o mejor dicho de acuerdo a lo que permiten los protocolos para esta etapa de entrenamientos, el Kily tiene en mente una idea y sus jugadores comenzaron a recibirla en las últimas prácticas de la semana.

Más allá de los nombres propios que seguramente, algunos de ellos, irán mutando de ahora hasta que arranque de la actividad, el DT comenzó a poner en marcha un sistema de juego y el elegido es el 4-3-3. A pesar de que en reiteradas oportunidades el director técnico canalla hizo alusión a la idea de jugar con la presencia de un enganche, en los primeros ensayos jugó con este esquema.

Claro que el cuerpo técnico hoy no tiene todas las piezas a disposición. Es que Fabián Rinaudo y Diego Zabala se están recuperando y en la cabeza del cuerpo técnico ambos son jugadores titulares, independientemente del esquema a utilizar. El volante central está en plena rehabilitación de la intervención quirúrgica a la que fue sometido a mitad de año y el ex Unión se recupera de una fractura de falange en un dedo del pie.

De acuerdo a lo que se desprenden de los entrenamientos, que son a puerta cerrada, ambos están trabajando de acuerdo a los plazos establecidos y hay optimismo con que puedan llegar al inicio de la competencia, si es que la misma se da en la mitad del mes que viene. Luego habrá que ver si el cuerpo técnico los incluye o no y esto sucederá una vez que analicen cómo les afectó la falta de entrenamientos.

Más allá de estas dos dudas que, como es lógico, trastocan el armado de la línea media, el Kily parece tener todo confirmado de mitad de cancha hacia atrás, mientras prueba variantes en la ofensiva.

La línea de cuatro, sin Joaquín Laso suspendido para el primer partido, sale de memoria y si no hay imponderables los cuatro elegidos para el pitazo inicial serán Fernando Torrent, Diego Novaretti, Jonathan Botinelli y Emanuel Brítez. Tras la distensión que semanas atrás sufrió este último, el elegido para los ensayos fue Joan Mazzaco.

El que parece tener un lugar firme en la mitad de la cancha es Rodrigo Villagra, un futbolista en el cual el DT tiene muchas expectativas. El hermano de Kity estuvo en los entrenamientos siempre y los que rotaron fueron sus acompañantes en esa línea de tres mediocampistas.

Arriba, Lucas Gamba juega seguro y en los primeros ensayos de este nuevo ciclo estuvo por el centro del ataque. En la mayoría de los entrenamientos el ex Huracán estuvo acompañado por Emiliano Vecchio y Alan Marinelli. Aunque el primero podría terminar jugando de volante. Y el arco tiene dueño y es Josué Ayala, más allá de que en algunos trabajos de la semana el técnico auriazul le dio rodaje a Marcelo Miño.

Hasta ahora son los primeros ensayos y ante la incertidumbre sobre cuándo volverá a moverse la pelota todavía hay tiempo para que el nuevo cuerpo técnico siga ensayando variantes. Pero lo que asoma como concreto es que el primer esquema de juego que tiene en mente el Kily González es el 4-3-3.

 

 

Comentarios