Edición Impresa, Política

Sin discrecionalidad policial para perseguir meretrices

El Senado derogó los artículos del Código de Faltas que penaban la “ofensa al pudor” y el el "travestismo".

meretrices

Corresponsalía Santa Fe

Es ley la modificación del Código de Faltas de la provincia. Lo dispuso ayer el Senado, en una votación que no fue unánime. A partir de la reglamentación de la ley, dejarán de considerarse contravenciones la “ofensa al pudor”, la “prostitución escandalosa” y el “travestismo”. Con la derogación de los artículos 83, 87 y 93 del Código de Faltas se elimina también el inciso K del artículo 9 de la Ley Orgánica de la Policía santafesina, que habilitaba a los uniformados a detener a las personas que fueran encontradas ofreciendo sexo en la calle o travestidas.

Si bien la oferta sexual no está penada, los tres artículos derogados ayer facultaban a la Policía a determinar cuándo había –o no– una contravención; el objetivo central de los cambios, impulsados por el sindicato que reúne a las trabajadoras sexuales, fue acabar con esa discrecionalidad.

Entre los fundamentos del proyecto se establece que los artículos en cuestión constituían una “flagrante violación a los derechos humanos” y representaban la institucionalización de “formas de violencia y discriminación en razón de sexo, inclinación sexual, opción laboral y condición sexual, especialmente contra las mujeres”.

Los seis senadores del oficialismo votaron el proyecto originado en una diputada socialista. También 11 de los 13 justicialistas levantaron la mano para darle sanción definitiva a la iniciativa.

Las excepciones: Juan Carlos Mercier, que no estuvo en la sesión, y José Baucero, que pidió abstenerse y –antes– pronunció un largo discurso para justificar su posición.

“No he podido discernir si con la continuidad de estos artículos no estábamos amparando a quienes lucran con la denominada prostitución VIP. No sé si al derogar estos artículos no profundizamos el ataque hacia la dignidad de las personas que se prostituyen”, dijo Baucero, presidente de la comisión de Derechos Humanos del Senado, quien también se quejó porque tuvieron poco tiempo para estudiar el proyecto, que hace años se debate en la Legislatura.

“Considero que el plazo legislativo es muy breve para definir con certeza y convencimiento mi voto. La reforma al Código de Faltas carece de los tiempos necesarios para un análisis certero del resultado, no sólo para los sectores involucrados sino también para la sociedad en su conjunto”, agregó Baucero.

El proyecto sancionado ayer había sido presentado por la diputada socialista Lucrecia Aranda en 2008; recién en noviembre de 2009 obtuvo media sanción en la Cámara baja. Fue en la última sesión ordinaria del año.

La semana pasada, el gobernador Hermes Binner decidió incluirlo entre los temas para tratar en el período extraordinario –que termina hoy– y por eso el Senado pudo votarlo.

La secretaria general de la delegación Rosario de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar), Claudia Lucero, refutó tras la sesión el discurso instalado por algunos dirigentes políticos –y reproducido en medios nacionales– acerca de la supuesta “legalización de la prostitución”.

“No se hagan esa película”, declaró Lucero. “No vamos a salir a prostituirnos todas. Lo que queremos es libertad de trabajo. La Policía lo que tiene que hacer es perseguir a los proxenetas, investigar la trata de personas y dejar de perseguirnos a nosotras”, aseguró la titular del sindicato de meretrices rosarino.

Tras la votación, la vicegobernadora y presidenta del Senado, la radical Griselda Tessio, felicitó a los legisladores de la Cámara alta. Tessio habló de “regocijo” por la aprobación del proyecto y luego agregó: “Verdaderamente no puede haber en un Estado de derecho, racional y legal, si hay diferencias y estigmatizaciones”.

El oficialista Rodrigo Borla recordó en su discurso a Sandra Cabrera, la dirigente de Ammar asesinada en 2004, y en ese momento las militantes que seguían la sesión desde la barra lo interrumpieron con sus aplausos.

Comentarios