El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Newell’s recibe a Lanús en el Coloso, en el cierre de la fase grupos

Sin chances de meterse en la zona Campeonato, la Lepra recibe al Granate en el Marcelo Bielsa, en busca de una victoria para olvidar un inicio del torneo que estuvo lejos de las expectativas


Sin chances de meterse en la zona Campeonato, la Lepra recibe al Granate en el Marcelo Bielsa, en busca de una victoria para olvidar un inicio del torneo que estuvo lejos de las expectativas.

La previa del partido

El último partido de Newell’s en la zona 4 de la Copa Diego Maradona aparece para la Lepra sólo como un trámite. Y no es porque ya esté clasificado, lejos de las expectativas previas, la Lepra llega a este cierre ante Lanús sin chances de estar entre los dos mejores, y deberá conformarse con jugar la Zona Complementación, que no es más que una ronda de perdedores, con un premio de clasificar a la Sudamericana 2022.

Llegar sin chances es producto de muchos factores, algunos tangibles, que están a la vista, y otros más subjetivos, como todo lo que rodea al fútbol. Las lesiones graves de Alan Aguerre y Nacho Scocco no estaban en los planes de nadie, y golpean. Perder por todo el torneo a dos figuras es un imprevisto que sin dudas influye en lo deportivo. También hubo casos de Covid-19, que podían pasar, aunque no dejan de ser otro problema. Faltaron Julián Fernández, Ángelo Gabrielli y Nicolás Castro, y además se perdió un partido Santiago Gentiletti por un tema muscular, previsible luego de un parate tranprolongado.

Pero también hay cuestiones que van más allá de las ausencias. A Kudelka le costó acomodarse a la “nueva normalidad”. No hay dudas que el equipo no llegó con la puesta a punto ideal, a pesar de haber podido trabajar dos meses; y al DT le costó horrores reacomodar las cosas sobre la marcha. Hubo un ajuste táctico que dio rédito ante Lanús, pero no se terminó de consolidar como sistema confiable, y el técnico retrotrajo esa idea.

Hubo rendimientos bajos de muchos futbolistas, alguno de jerarquía. Ahí también hay una responsabilidad del entrenador de no darle las herramientas tácticas para explotar su potencial. Si Scocco, Pablo Pérez, Palacios y Maxi no estuvieron en nivel –salvo algún partido- Kudelka no puede desentenderse de su parte de responsabilidad. Y ni hablar de la demora en los cambios, un punto siempre cuestionable del entrenador, que con la nueva reglamentación pareció potenciarlo en contra. Más cambios tiene (ahora son cinco), más dudas se les presentan a la hora de hacer variantes.

Lo cierto es que Newell’s estuvo por debajo de sus expectativas, y sólo juega para saber si termina tercero (debe ganar por dos goles) o cuarto. Y eso sólo modificará su condición en el sorteo de la próxima fase, donde puede aparecer en el camino el clásico.

“Vamos a empezar de cero”, confió Kudelka en conferencia. Y es una buena idea. Usar este partido de Lanús para buscar la mejor forma de reemplazar a Nacho Scocco, y luego intentar en los cinco partido de la Zona Complementación encontrar ese juego que no pudo poner en práctica hasta hoy. Y como los rivales serán de menor valor, la posibilidad de recuperarse en resultados, juego y motivación no será un imposible.

Comentarios