Ciudad, Coronavirus, Últimas

Salud al límite

Sin camas ni restricciones: “Hoy por hoy todas las aperturas generan muertos”

Autoridades sanitarias alertaron la gravedad de la situación y si bien ya se suspendieron las clases presenciales aún la Provincia no anunció cómo siguen las demás actividades. Las camas que se desocupan son por muertes no por altas.


El director del Tercer Nivel de Salud provincial, Rodrigo Mediavilla, alertó sobre la gravedad de la situación en Rosario y el resto de la provincia ante el aumento de casos de coronavirus y de internaciones. “Rosario tiene cero camas públicas y algunas privadas, la situación es límite. En Rafaela sólo queda una cama pública y la situación en el sur es un poco mejor pero con alto estrés sanitario”, detalló en una conferencia de prensa este martes junto con la directora del Hospital Centenario con su directora Claudia Perouch. “Hoy por hoy, todas las medidas de apertura generan muertos”, expresaron.

Mediavilla  habló del gran esfuerzo que está haciendo el personal de salud hace quince meses. “Hay dos indicadores, aumentamos las camas -que la seguimos aumentamos- o disminuimos los enfermos”, explicó.

“Lo importante de la medida no es la medida en sí sino la aplicabilidad”, advirtió y planteó que si la sociedad no acompaña las medidas no sirven. Mediavilla señaló que los médicos ya están preparados para aplicar las guías de bioética que fueron escritas por expertos y que esperan no tener que usarlas en los próximos días pero insistió en que no hay más camas.

Por otra parte, explicó que la situación de internaciones por covid se revirtió en relación al 2020: en esta segunda ola de contagios la mayoría de las personas internadas son pacientes con coronavirus. Además, reiteró lo que vienen anunciando hace semanas: la franja etaria de casos graves bajó y ahora se encuentra en 40 y 50 años, con lo que las internaciones a su vez se hacen más largas. “Lamentablemente la desocupación de camas hoy es por deceso”, expresó.

Sobre el inminente anuncio de la Provincia en relación a posibles restricciones, expresaron que como autoridades sanitarias la variable que observan es justamente la sanitaria: “A mayor conglomerado, mayor contagio, mayor enfermos, mayor necesidad del sistema de salud”.

Sin embargo, consideró que los gobiernos además deben tomar medidas que contemplen lo económico, lo productivo y lo social así como la aplicabilidad de las medidas que se anuncien.

Por su parte Perouch determinó que uno de los mayores problemas hoy tiene que ver con el personal de salud que está agotado y que es finito: se pueden seguir agregando camas y respiradores pero de nada sirve si no hay personal capacitado para atender en cuidados intensivos.

Recordó que el Hospital Centenario además “de tercer nivel, de derivación y de alta complejidad”, atiende pacientes con infartos, de cuadros cardiovasculares y realiza neurocirugías. “Todas las camas están ocupadas, es una situación al límite”.

Comentarios