Últimas

Sin argentinos entre las víctimas por el tsunami

El embajador en Tokio, Raúl Dejean, confió a ámbito.com las últimas actualizaciones del "punteo" que realiza la sede diplomática sobre el estado de los residentes argentinos. Además brindó su punto de vista sobre la tragedia y cómo impactará en el futuro del país asiático. El intendente Lifschitz se solidarizó con el pueblo de Japón Argentina exporta energía a Chile Hallaron a tres argentinos desaparecidos tras el sismo Un argentino predijo el tsunami y denunció sus causas Cristina se solidarizó con el pueblo japonés Futbolistas en la zona definen como “dramática” la situación Presidente del Argentina FC se encomendó a dios espiritual

El embajador en Tokio, Raúl Dejean, ha pasado sin dormir la primera noche que siguió al trágico sismo y tsunami en Japón. Los “punteos” que realiza la sede diplomática sobre el listado de fallecidos, heridos y desaparecidos “son lentos, más de lo que nosotros desearíamos, pero por ahora tuvimos suerte, no hay ninguna fatalidad” confió en diálogo telefónico con ámbito.com. Todo el personal de la Embajada está abocado a esa tarea.

Calcula que son “entre 4.000 y 4.500” los argentinos residentes en el país asiático y sólo “poco más de 200” en las zonas más golpeadas por el tsunami, cinco de ellos en Fukushima, la zona más comprometida durante las últimas horas a causa del estallido de un reactor de una central nuclear.

Con tres meses y medio de estadía en la capital nipona, no fue esta la primera experiencia sísmica de Dejean. “A los 15 días de llegar sufrí un terremoto de 6°. Se movía todo. Pero si ese pareció que duró bastante, éste pareció una eternidad“, confiesa.

En poco tiempo ha logrado apreciar la cultura de la “disciplina” y la “obediencia” japonesa que, a su entender, los lleva a estar preparados para desastres como el del viernes y los ayudará en las tareas de reconstrucción. Sólo que en esta oportunidad “el origen del tsunami fue tan cerca de la costa que no tardó mucho en llegar. Fue tan sorpresivo que el sistema no ha dado abasto”.

Y relativiza los informes que reflejan preocupación por las consecuencias que la tragedia podría tener sobre la economía del país asiático. “No creo que sea tan difícil la reconstrucción para Japón, sobre todo porque no parece haber sido afectada ninguna de sus industrias”, sostiene el embajador. La discusión sobre el futuro del país y los inconvenientes que afrontará era previa, revela: “Para los japoneses fue un ‘shock’ darse cuenta de que China los superaba como la segunda economía del mundo”.

Comentarios