Política

Educación

Sileoni alertó por desguace de planes educativos nacionales

El ex ministro de Educación de Cristina Kirchner criticó la “meritocracia vacía” en la que se basa el gobierno macrista. El ex funcionario participó en Rosario de una charla organizada por el Sindicato de Prensa, Amsafé y Sadop.


Alberto Sileoni, ex ministro de Educación del gobierno de Cristina Kirchner, cuestionó las políticas educativas del gobierno de Mauricio Macri y alertó que “están despedazando” planes como el Progresar y Conectar Igualdad.

El ex funcionario participó el viernes pasado de la charla-debate “¿Qué pasa con la educación?”, organizada por el Sindicato de Prensa Rosario (SPR), en conjunto con el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe). Del encuentro participaron además la secretaria general de Amsafé y CTERA, Sonia Alesso, y el titular de Sadop Rosario, Martín Lucero.

Algunos de los interrogantes que se plantearon fueron: ¿Qué pasa con la paritaria nacional docente?, ¿Cuáles son las consecuencias de su anulación por decreto?, ¿Cuál es el rol de los sindicatos docentes?, ¿Cómo afecta a los aprendizajes el cierre y desmantelamiento de programas educativos como los de educación sexual integral, Memoria y de entrega de computadoras?, entre otros.

En referencia al Plan Progresar, el ex ministro de Educación del gobierno de Cristina Kirchner, dijo: “No hay netbooks para el Conectar Igualdad. En 2016 y 2017, a 700 mil chicos no les llegaron. No hay libros, no hay construcción de escuelas. Están despedazando el Plan Progresar, el canal Encuentro y Paka Paka, las políticas de Memoria, de Educación Sexual Integral (ESI). El Progresar sufrió un retroceso. Con el gobierno hay mayores requisitos, eso significa que el Estado ayuda pero exige más; eso atenta contra la igualdad. Nadie se aviva de que aquello que era, ahora no es. El tema de la gratuidad universitaria, vuelve a ser un tema de los economistas”.

Sileoni trabaja en la Universidad Nacional de Hurlingham (cabecera del partido homónimo de la provincia de Buenos Aires), detalló que más de la mitad de los estudiantes son padres y madres. “Este Progresar ofrece el camino de la meritocracia que supone un antecedente que es la igualdad de oportunidades y no hay igualdad. Parece que aquellos que estamos contra esta meritocracia vacía, estamos en contra del esfuerzo y el mérito. Estamos a favor del mérito y del esfuerzo pero no de esta pantomima. Los niños y jóvenes de los sectores más vulnerables para salir del barrio y tomar el desafío de ir a la universidad, están haciendo un esfuerzo y un mérito extraordinario”, aseguró el docente universitario.

Con respecto a la eliminación por decreto de las paritarias nacionales, Sileoni sostuvo que es un derecho que se desprende de la ley de financiamiento que dice que el Estado y los gremios de representación nacional deben acordar. “Es decir, la expresión acordar exige por lo menos dos actores. Hay una ley que no se está cumpliendo”.

Y agregó: “La paritaria se la están sacando a la representación de los trabajadores, a 1.100.000 docentes. En nuestro gobierno tuvimos ocho paritarias y sólo en dos no llegamos a un acuerdo. Pienso que podíamos haber hecho un poco más de esfuerzo. Esto va a empeorar el salario de los docentes, va a haber nuevamente brechas inaceptables. Es otro atropello”.

En ese marco, el docente universitario aseguró que uno de los máximos valores, aunque para otros sea una pesadilla, es la construcción de sindicatos fuertes.

“Hay que pelear con organizaciones sindicales por más presupuesto, más libros. El patio de la escuela y la sala de maestros son un territorio de lucha importante que no hay que perder. El campo popular está acostumbrado a estas vicisitudes. Esta derrota transitoria exige inteligencia y trabajo entre nosotros”, advirtió.

“La dignidad”

Sileoni contó en la charla una anécdota que vivió hace unos años en la selva misionera cuando fue ministro de Educación y aseguró que allí aprendió lo que es la dignidad.

“Estábamos en Aristóbulo del Valle, por primera vez, entregando netbooks a los chicos de la etnia guaraní. Hilario, uno de ellos, agradeció y dijo: «Éstas netbooks las merecemos, no es un regalo, es un derecho»”, rememoró.

“Tuvo éxito el gobierno nacional en presentar los derechos como realidades ficticias. Si acepto la tesis de que el derecho que tenía forma parte de una realidad ficticia, cuando lo pierdo es natural. Eso hay que discutir, si hay algo importante de los movimientos populares, es que la gente piensa que los derechos los puede tener y que son de ellos”, concluyó Sileoni.

Debate reducido

Martín Lucero, secretario general de Sadop Rosario, dijo que la educación quedó reducida a la prensa especializada, a la difusión que puedan hacer los gremios o a la noticia destructiva. “La educación sale de la agenda. Se terminó discutiendo si la escuela tenía que ser axiológicamente neutra o si se podía discutir otros valores”, sostuvo. Y agregó: “Cada vez que la educación tomó lugar en la agenda de los medios de comunicación fue para tapar otras situaciones o desviar el foco del eje central”.

Hablan mucho, saben poco

Sonia Alesso, secretaria general de Amsafé, ironizó sobre la estigmatización de los docentes y la escuela pública: “Los temas educativos están planteados para que se hable y el resultado es el mismo de siempre: los maestros no enseñan, los directores no sirven y las escuelas privadas son mejores que las públicas”. La gremialista se preguntó: “¿Quiénes hablan de educación en Argentina? Hay muy pocos periodistas especializados en el país. Hablan los economistas que no saben y las fundaciones, que lucran con la educación”.

Si te gustó esta nota, compartila