Edición Impresa, País

Lechería en crisis

Silencio de Macri frente a crisis financiera de Sancor

La firma envió 40 mil toneladas de leche en polvo a Venezuela y no cobró. “Se necesita celeridad de Nación”, dijeron desde la provincia por atrasos en pago de exportaciones.


El atraso en el pago de 158 millones de dólares por 40 mil toneladas de leche en polvo enviadas a comienzo de este año a Venezuela puso a Sancor en una situación financiera que obligó al pago en cuotas de la masa salarial, y que no encontró eco todavía en el gobierno nacional pese a los reiterados pedidos de reuniones.

“Si el presidente tiene tiempo para recibir al que hace torta fritas al lado de la ruta, tiene que tener tiempo para recibir al presidente de la empresa más importante de la provincia”, dijo Pedro Morini, secretario de Lechería de la provincia, en diálogo con El Ciudadano.

Combo explosivo

El funcionario explicó que el problema financiero por el atraso en el pago de la leche en polvo enviada a Venezuela se suma a “un problema estructural” de la empresa, que también se vio afectada por “la pérdida del 50 por ciento de la producción” en la provincia tras el temporal de este año, lo que redunda en una “alta capacidad ociosa”, y el impacto del aumento de la tarifa eléctrica “de un 500 por ciento”.

Sobre este último punto, dijo que la provincia accedió a un plan de pagos en seis cuotas, pero es lo único que se puede hacer desde Santa Fe. Por eso, pidió “celeridad y participación del Estado nacional”, y se quejó porque desde la empresa hace “dos meses que se le pide audiencia al presidente de la Nación”, sin suerte hasta el momento. Además, reveló que el miércoles pasado estaba prevista una reunión con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que finalmente se suspendió.

Con relación a las consecuencias que esta serie de problemas de la empresa láctea provincial puede generar en sus 4.600 empleados, el funcionario provincial dijo que por el momento “no hubo suspensiones”, pero la empresa estaría pensando en una reestructuración a través de un retiro voluntario. Con respecto a los salarios, aclaró que los trabajadores están cobrando el mes de abril, pero en cuotas.

Casi una década de historia

La venta de leche en polvo a Venezuela se inició en el gobierno de Néstor Kirchner, en 2006, como salida para una situación financiera muy complicada de Sancor. Posteriormente, se agregó la compra de fueloil por parte de Argentina, como parte de la misma transacción.

Según explicó Morini, actualmente los pagos a la empresa láctea, que compra la producción de de 1.600 tambos y da empleo indirecto a 20 mil familias, se realizan a través de un fideicomiso en el banco Nación, integrado por las empresas Cammesa y PDVSA. La participación de la empresa petrolera venezolana y la distribuidora de energía nacional se debe a que a contraparte de la leche en polvo el país recibía fueloil desde el país gobernado por Nicolás Maduro. También se sabe que hay atrasos en los pagos de Cammesa hacia Venezuela, y por eso es que resulta necesaria la participación del gobierno nacional, que hasta el momento no aparece.

Comentarios