Ciudad

Movida del Sindicato de Cadetes

Siguen las protestas contra las aplicaciones Glovo y Rappi

Se manifestaron en Italia al 1100 contra la “precarización laboral” que ejercen las multinacionales. Los mensajeros cobran por cada envío 35 pesos. La cifra es más baja en comparación con otros cadetes, a los que se les paga aproximadamente $70 el viaje


El Sindicato de Cadetes se manifestó en Italia al 1100 contra la “precarización laboral”.

“No a las relaciones laborales encubiertas. No a la precarización laboral. No al trabajo en negro. No a las empresas extranjeras ilegales”. “Glovo explotadores”, “Fuera Rappi”. Marcando el tono de la protesta, ese fue el contenido de los carteles (también sonaron bombos y redoblantes) que mostraron ayer integrantes del Sindicato de Cadetes de Rosario, quienes se manifestaron en Italia al 1100 contra la “precarización laboral” que ejercen las aplicaciones Glovo y Rappi.

“Le sacan a los repartidores todo tipo de derechos laborales y los obligan a trabajar de forma autónoma. Exigimos que se regularice la situación”, dijo a El Ciudadano Gustavo Yedro, secretario general del gremio.

“Nos concentramos en las oficinas de Italia al 1100, frente al hotel Howard Johnson, donde atiende la firma, para de esa manera visibilizar la problemática. Rechazamos esta economía que se presenta como moderna pero que no respeta las condiciones y derechos de trabajo digno del siglo XXI”, advirtió el gremialista.

Yedró recordó que Glovo y Rappi no se hace responsable si tienen algún tipo de accidente o si les roban. “Firman un contrato donde se desresponsabilizan de toda relación laboral porque utilizan la desocupación como herramienta disciplinadora”, aseguró.

El referente gremial contó que la empresa les alquila a los trabajadores las cajas con las que trasladan la mercadería en su espalda: por día les sale 15 pesos. Los pagos son por quincena.

En tanto, los mensajeros cobran por cada envío 35 pesos. La cifra es más baja en comparación con otros cadetes, a los que se les paga aproximadamente 70 pesos el viaje.

“No nos dan ningún tipo de respuesta, ni de parte del Ministerio de Trabajo, ni de la Municipalidad, ni del Concejo”, explicó Yedro. Y agregó: “No tienen un lugar físico donde estar, no tiene aportes jubilatorios, ni obra social y cada vez son más los que trabajan”.

Nicolás Martínez trabaja en una cooperativa de cadetes y es otro de los que se manifestó en Italia al 1100. “Como no son una empresa no reconocen a los trabajadores. Y en el contexto de crisis económica que está atravesando el país, la situación da para que sigan llegando”, se lamentó.

Martínez contó que en Rosario hay alrededor de 10 mil cadetes, de los cuales 1.500 trabajan con estas aplicaciones.

Micaela Della Pacce trabaja desde hace dos años como cadete. No es el único empleo que tiene para poder sobrevivir y es una de las delegadas del sindicato.

“Desde que llegaron Glovo y Rappi a Argentina precarizan a los trabajadores. No se manejan con la ley de Contrato de Trabajo y los obligan a ser monotributistas para perder todo tipo de derechos”, remarcó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios