País

Mercado laboral en crisis

Sigue el conflicto por los 195 despidos tras cierre de Cofco en Valentín Alsina

Un centenar de trabajadores sigue acampando en la puerta de la multinacional (ex Nidera) que comunicó hace casi dos meses que iba a cesar las actividades de la planta de producción de aceites refinados


Un centenar de trabajadores mantenía este lunes a la mañana el acampe en la puerta de la planta que la multinacional agroindustrial Cofco cerró en la localidad bonaerense de Valentín Alsina, donde hubo 195 despidos.

Este lunes se cumplen 53 días de acampe en las afueras de la planta Carlos Pellegrini 4370, desde que la empresa (ex Nidera) comunicó que iba a cesar las actividades de la planta de producción de aceites refinados.

Según dijo la empresa en un comunicado, decidió a fines de diciembre abrir un plan de retiro voluntario que consiste en el pago de una gratificación por egreso equivalente a la indemnización por antigüedad más un 50%.

A la fecha, 95 trabajadores, incluido el personal jerárquico, empleados dentro y fuera del Convenio Colectivo de Trabajo, se han adherido al mismo, por lo que todavía quedan cien trabajadores sin acuerdo que piden la reapertura de la planta.

El 23 de enero se realizó una reunión en el ministerio de Trabajo bonaerense entre los directivos de Cofco International Argentina y los trabajadores agremiados en el sindicato de Aceiteros, donde no hubo acuerdo y se dictó una conciliación obligatoria por quince días.

En esa reunión la empresa ratificó su decisión de “cerrar en forma definitiva” la planta de refinamiento de aceites de la localidad de Valentín Alsina y expresó que “bajo ninguna circunstancia esta medida puede modificarse”.

Ocurre que Cofco Argentina ya no participará en el negocio de aceites refinados y focalizará las inversiones en garantizar la continuidad y expansión de la principal actividad: la originación, el procesamiento de semillas oleaginosas, y la comercialización de cereales y otros productos derivados de la molienda de soja y girasol, cuyo principal destino es la exportación.

La semana pasada hubo una nueva reunión en el ministerio de Trabajo bonaerense y la empresa volvió a ratificar su decisión, por lo que ante una nueva falta de acuerdo la conciliación obligatoria fue extendida por cinco días, hasta este martes 26.

La compañía ofreció allí “puestos de trabajo en sus operaciones para quienes reúnan las competencias y estén dispuestos a trasladarse, con mudanza a cargo de Cofco, la posibilidad de continuar trabajando y un período de adaptación de un año, durante el cual si deciden regresar, se les reconocerán las mismas condiciones de indemnización que se acuerden definitivamente con el resto de sus compañeros”.

Si bien por ahora siguen cobrando sus salarios, la exigencia de los trabajadores es de que la planta vuelva a producir tal como lo hacía hasta fines del año pasado.

“Vemos la intervención del Estado. No sabemos qué opina la empresa, pero sí que el Estado está queriendo intervenir.

Aceptando la conciliación, demostramos que tenemos toda la voluntad de solucionar el conflicto, pero no vemos respuesta de la otra parte”, dijo Ezequiel Roldán, trabajador de Cofco y secretario adjunto de la Federación de Aceiteros.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios