Ciudad, Edición Impresa

Siempre que llovió, paró

A pesar de que el servicio meteorológico sigue anunciando más chaparrones para el verano, las opciones para disfrutar de las playas son muchas. El costo para cruzar a las islas seguirá en 15 pesos

Los paradores en las islas son una opción con variedades para el verano, siempre que amaine la lluvia.
Los paradores en las islas son una opción con variedades para el verano, siempre que amaine la lluvia.

A pesar de que la cosa no arrancó bien, las propuestas no se modifican. Si bien el servicio meteorológico anuncia lluvias y más lluvias para toda la temporada veraniega, los empresarios seguirán manteniendo sus servicios tal cual estaba previsto, al margen de cierto desgano por el presente. De acuerdo a la información oficial, para esta temporada hay nueve destinos para disfrutar del río y la arena. En relación a los traslados, existen tres puntos donde rosarinos y visitantes pueden subirse a una lancha para cruzar el río hasta las islas entrerrianas.

Desde la Formosa de Granadero Baigorria (San Martín al 2800) parte todos los días, de 11 a 20, una lancha taxi. Se abonan 10 pesos ida y vuelta hasta el camping Puerto Pirata. Los otros puntos son Costa Alta en zona norte y La Fluvial, frente al Monumento. En este último tres empresas de embarcaciones cruzan al banquito de San Andrés desde las 9 a las 20, y cada media hora, por un ticket de 15 pesos ida y vuelta (y 8 pesos para los menores de 6 a 8 años).

En torno a los paradores, en el extremo norte hay tres lugares a visitar. Por un lado, Puerto Pirata cuenta con 18 plazas de alojamiento en tres cabañas  y un bungalow. La estadía en las cabañas para dos personas con desayuno incluido cuesta 150 pesos.

En tanto, el camping Los Benitos, en la zona del Paraná Viejo, posee un predio de dos hectáreas con playa, parrilleros, quincho cubierto, wi-fi, zona para acampar y dormitorios. Allí el día de acampe cuesta 8 pesos, la parcela para carpa 5 pesos e incluye traslados, excursiones.

Finalmente, en la zona también se pude visitar Doña Hortensia (más conocida como la chilena), que se encuentra en el Pueblo Isla del Charigüé, en el delta entrerriano.

Desde el embarcadero de Costa Alta se puede acceder a Agua Blanca e Isla Verde. El primero ofrece servicios a grupos a 130 pesos por persona con comida y traslado incluido y también se pueden realizar actividades como cabalgatas guiadas, pesca recreativa, safari fotográfico, paseos en bote y avistaje de aves. Isla Verde cuenta con 150 metros de playa, restaurantes, parrilleros con mesas y sillas y una laguna detrás del complejo para bañarse.

Finalmente, desde el embarcadero La Fluvial se puede acceder a otros cuatro paradores. Punta Arenas ofrece un quincho elevado con ambientación minimalista y una plaza playera con juegos para niños. El fuerte es en la noche la preparación de cenas ambientadas con velas y el lugar también se caracteriza por los ciclos de música acústica y la barra de tragos. En tanto, por su parte Vladimir ofrece cancha de voley, bar, alquiler de sombrillas (3 pesos) y reposeras (5 pesos), muelle propio y cuenta con musicalización durante la tarde. Muy cerca de allí, Déjà Vu posee una playa de 400 metros de frente y muelle, restaurante con especialidades en parrilla y pescado, camping con arboleda, baños, duchas y cabañas para alquilar. Por último, Willie Dixon Beach es la única playa con área para topless con barra propia y rock en vivo en su escenario de 10 por 15 metros. El complejo amplió su bar y restaurante a tres pisos y terraza, incorporó caballos y cuatriciclos. Se alquilan carpas y sillas, hay camping, duchas, parrillero y horno artesanal para chivitos, lechones y pan casero.

Comentarios