Ciudad

Salta 2141: familiares critican a la Justicia

“Si sólo condenan al gasista vamos a ir a cebarle mates”

Este miércoles los allegados a las víctimas de la explosión protestaron porque entienden que el juicio no empezará en la fecha prevista.


“Estamos peleando contra King Kong y le tiramos piedritas", dijo Marcela Nissoria.

Cinco largos años llevan juntos los familiares de las víctimas de la explosión del edificio de calle Salta 2141 dónde 22 personas perdieron la vida además de la gran cantidad de heridos y daños materiales. La búsqueda de encontrar una condena a los responsables es una lucha constante que este miércoles hizo ruido en las puertas del Centro de Justicia Penal. Un grupo mostró su indignación y dolor por una nueva dilación para llegar el juicio. La fecha era el 12 de noviembre, pero ya es un secreto a voces que no será posible. El problema, tal como adelantó El Ciudadano, está en quienes serán los jueces. Ya hubo dos sorteos porque dos jueces se excusaron y no se sabe cómo quedará finalmente conformado. Los familiares se quejaron de la situación. Dijeron que “la causa es un fierro caliente que nadie quiere agarrar” y pidieron a que no los dejen solos. Temen que el hilo se corte por lo más delgado y solo el gasista sea condenado.

 

 

Cada vez menos

 

Las vidas perdidas en la explosión del edificio de Salta 2141 duelen y empeora con el tiempo porque el proceso judicial lleva cinco años. La investigación sobre la tragedia más importante que sufrió la ciudad viene cargada de escollos. Inclusive un cambio de sistema procesal. En este tiempo los familiares perdieron fuerza. Marcela Nissoria, esposa de Hugo Montefusco, una de las víctimas fatales, contó que son un puñado mantiene cierta “militancia” porque muchos enfermaron. La lucha le pasa factura.

 

Pasos finales

 

Después de mucho tiempo sin novedades la Justicia hizo el sorteo de un tribunal para el juicio. Julio Kesuani, Edgardo Fertita y Rodolfo Svala fueron los designados, pero el primero está de licencia y a un paso de la jubilación y los otros pidieron no participar. La fecha fue dispuesta por la Oficina de Gestión Judicial: el 12 de noviembre. No contaron con que los jueces podían pedir no estar en el juicio, lo que iba a llevar a un proceso de apelación.

Recién la semana pasada la Justicia hizo un nuevo sorteo. Marcela Canavesio reemplazará a Kesuani en la presidencia y los otros dos espacios los ocupan Gonzalo López Quintana y Rafael Coria. Son quienes deben resolver si aceptan las excusaciones de Svala y Fertita y ya es un secreto a voces que el juicio pasará al 2019.

Esto enojó a los familiares que ayer fueron hasta las puertas del Centro de Justicia Penal con réplicas de ataúdes y leyeron: “Se suspende el juicio sin otra explicación que la falta de jueces cuando se dio la información de fecha y duración. Suspender el juicio sin fecha, sin causas claras solo le suma a la Justicia menos credibilidad, manoseo y manejo de conveniencias”. La encargada de leerlo fue Alicia, la madre de Maximiliano Fornarese.

 

La lectura

 

El temor de los familiares es que los jueces se excusen constante-mente y nadie se haga cargo del debate. “Insultan nuestra inteligencia abusando de nuestra paciencia. Están generando desestabilidad física y emocional en las familias que esperamos. Vivimos un día a día de decisiones perversas que atentan todo el tiempo a la salud. Sin palabra, sin ética. Así son”, agregó Fornarese. “Quienes queremos creer en la justicia todos los días conocemos las hilachas de un poder corrupto inoperante e ineficiente que cree que el tiempo mata las esperanzas. El lugar que ocupan muchos le queda grande hay que dejar a otros cuando no se es capaz de resolver en más de 5 años semejante tragedia. No pueden dilatar más esto. No pueden esconder ni dibujar resultados. Ese lugar explotó. No solo los familiares esperamos justica. Un país entero está esperando condena para los responsables”, concluyó la mujer.

 

El hilo

 

Marcela Nissoria agregó: “Estamos peleando contra King Kong y le tiramos piedritas. Estamos pidiendo al gobernador, a la secretaria de Energía, al defensor del pueblo, a los ciudadanos, al periodismo que le tiremos todos piedras porque quizás entre todos caiga. De esta manera los únicos que van a ganar son ellos”. Sobre los jueces dijo: “Sospechamos que el juicio es un hierro muy caliente de agarrar y si pueden zafar lo hacen porque siguen cobrando ¿Quién deja de cobrar por no trabajar en el sistema judicial?”.

 

 

Por último, los familiares contaron a El Ciudadano que temen que cuando el juicio termine el único condenado sea el gasista que generó la perdida de gas. “Si eso pasa nos vamos a turnar para llevarle comida y cebarle mate porque sería un acto total de injusticia que solo condenen a él”, concluyó Nissoria.

En la causa están implicados los administradores del consorcio Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Rupupilli, el primer gasista que manipuló el regulador los días previos José Ayala, el gasista Carlos García y su ayudante Pablo Miño. También cinco empleados de Litoral Gas: los inspectores Guillermo Oller, Luis Curaba y Gerardo Bolaños, su superior Claudio Tonucci y la gerenta técnica Viviana Leegstra.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios